Tiempo de lectura: 1 minuto

La tecnología infrarroja moderna presenta métodos avanzados para el análisis de imágenes de objetos ocultos con la cámara térmica infrarroja. Ésta se perfila como una valiosa contribución para situaciones donde haya las mínimas condiciones de visibilidad como las carreteras en noches oscuras.

La tecnología infrarroja basada en la captura de imágenes en el espectro NIR ya está siendo utilizada en sistemas de asistencia al conductor para mejorar la visibilidad del conductor por la noche, periodo durante el que se registran 3 veces más accidentes en comparación con el día. Otro sector donde la tecnología infrarroja está siendo utilizada con gran éxito es el de sistemas de control de tráfico en carreteras, especialmente para la detección automática de accidentes mediante la recolección de datos de tráfico y video vigilancia.

Las cámaras infrarrojas de la serie XEVA de XENICS, proporcionan una visión optimizada incluso en las condiciones meteorológicas más desfavorables , como la lluvia, nieve y neblina. Estas cámaras capturan imágenes en el espectro de longitudes de onda entre 0.9 y 2.5 micrómetros (SWIR) e incorporan salida USB2, para una rápida conexión al ordenador.

La utilización de imágenes térmicas también es habitual en el análisis y mantenimiento de infraestructuras. Sistemas basados en sensores opto-electrónicos pueden inspeccionar grandes estructuras planas o lineales como carreteras, puentes y túneles.

La tecnología infrarroja se está convirtiendo en una herramienta esencial en aplicaciones de seguridad en carretera y en un futuro cercano será cada vez más utilizada para prevenir accidentes y salvar vidas.