metodología Lean Tiempo de lectura: 3 minutos

La Metodología Lean es un modelo de gestión creado en Japón, por la empresa Toyota. Tiene como objetivo incrementar la productividad, ampliar la calidad y ofrecer al cliente el máximo valor. ¿Te gustaría saber más?

Después de viajar a Estados Unidos, al terminar la guerra, Taiichi Ohno el director de la empresa Toyota, se sintió inspirado por las grandes producciones en masa de Henry Ford. Así como, por la división del trabajo de Frederick Taylor. Dio lugar entonces, a la creación de la Metodología Lean.

Decidió a su vuelta, aumentar la productividad japonesa, rebajando al máximo los desperdicios. La metodología Lean buscar reducir los desperdicios al máximo. Ajustarse a los recursos que exige la producción y que ésta sea limpia.

En la metodología Lean el trabajador se involucra en el proceso de mejora y desarrollo. Creándose así un sentimiento de pertenencia, al poder aportar sus propias ideas de lo que él considera que puede o debe mejorar.

Cabe destacar que la Metodología Lean es una respuesta al “Fordismo” donde el trabajador realiza una tarea simple y repetitiva y se espera de él que no piense, solo actúe. En la metodología Lean el operario es clave en el desarrollo de la industria y en la calidad final del producto o solución.

 

Principios de la Metodología Lean:

  • El cliente no compra o adquiere un producto si no una solución.
  • Todo puede mejorar.
  • El flujo en el proceso de fabricación debe ser continuo.
  • Detección y solución de los errores desde su origen.
  • Búsqueda de la perfección.
  • Producir solo lo necesario.
  • Relación a largo plazo con proveedores.
  • Compartir el riesgo de los costes.
  • Desarrollar la capacidad de ser flexibles.

New Call-to-action

Beneficios de la Metodología Lean:

Son múltiples los beneficios de la implementación del proceso de esta metodología.

  • Disminución de los costes de compra.
  • Reducción de los costes de producción.
  • El área necesaria para realizar la tarea es menor (lay-out)
  • Baja la cantidad de inventarios necesarios.
  • Los costes del aumento de la calidad disminuyen.
  • Aumenta la producción en menos tiempo.

 

Valor agregado de la Metodología Lean:

La metodología Lean busca eliminar errores en su origen, abaratar costes de producción y mejorar la calidad final de un producto. Al implicar al trabajador directamente en el proceso de mejora, se logra una conexión de éste con la empresa y por tanto un aumento de su productividad.

Aumenta la satisfacción del trabajador y su compromiso con la empresa. Su trabajo es más valorado que en el método “Ford” ya que es una pieza fundamental del desarrollo industrial. Sus ideas son escuchadas y puestas en práctica.

 

Los 8 tipos de desperdicio que pretende eliminar la metodología Lean:

Uno de los objetivos prioritarios de la Metodología Lean es reducir o eliminar los desperdicios. Son 8 los tipos de desperdicio que pretende disminuir.

  1. Espera: Pretende eliminar los tiempos de inactividad.
  2. Sobre-producción: Quiere producir solo lo necesario, lo que puede vender.
  3. Movimiento: El exceso de movimiento tanto humano, como de las máquinas actúa en contra de la seguridad y de la calidad.
  4. Transporte: No se moverán los materiales de una operación si no es previamente requerido.
  5. Corrección: Se busca la corrección de productos defectuosos.
  6. Procesado extra: Se refiere a operaciones extras, relacionadas con errores de cálculo, que deben ser evitadas.
  7. Inventario: El exceso de inventario ocupa espacio y produce la obsolescencia de los productos.
  8. Conocimiento desconectado: Ocurre cuando una empresa se desconecta de proveedores y clientes.

 

Los 5 pasos del proceso de implantación del método (5S):

  1. Sort: Clasificar y descartar.
  2. Set in order: Sistematizar y ordenar.
  3. Shine: Sanear y limpiar. Eliminar todo aquello que es innecesario de la zona de trabajo.
  4. Standardize: Simplificar y estandarizar.
  5. Sustain: Sostener el proceso e imponer disciplina.

 

La metodología Lean es necesaria cuándo queremos ser competitivos y fomentar el crecimiento y desarrollo de nuestra industria. Una producción ajustada enfocada a la calidad dará solución a los problemas de nuestros clientes.

La implicación del trabajador en el proceso da lugar a un aumento del compromiso por parte del mismo. Así como de nuestra confianza en el trabajo realizado.

La metodología Lean ha demostrado con creces sus beneficios. De eso no hay ninguna duda.

 

New Call-to-action