Tiempo de lectura: 1 minuto
Son numerosas las aplicaciones de visión industrial relacionadas con el entorno de la alimentación, una de las últimas aplicaciones donde se ha instalado un sistema de visión ha sido en una industria de tratamiento de huevos de gallina. Este sistema denominado EggInspector se utiliza para inspeccionar y clasificar huevos de forma automática.
El sistema está compuesto por 6 cámaras JAI- CV-A1 suspendidas por encima de la cinta transportadora. 12 líneas de huevos pasan por debajo de las cámaras que capturan las imágenes de la superficie entera de los huevos, que ruedan sobre su eje durante el proceso. Las imágenes capturadas se analizan de forma digital en el ordenador.
El EggInspector utiliza programas con complejos algoritmos que no solamente pueden comprobar si los huevos están rotos o sucios, sino que son capaces de determinar el tipo de rotura y suciedad. Una vez determinada la calidad de los huevos, los que no responden a los estándares mínimos, son separados de la línea mediante un robot.
El sistema EggInspector es capaz de analizar hasta 120.000 huevos por hora. La tecnología utilizada en este sistema puede ser adaptada para clasificar cualquier otro tipo de alimento, como fruta, verduras o incluso carne. Así mismo el sistema puede incluir un proceso capaz de determinar la calidad de la impresión de la fecha de caducidad.