Tiempo de lectura: 2 minutos
La motilidad traqueobronquial influye en el desarrollo de los pulmones. La hernia diafragmática congénita (CDH), en la que el nervio vago y la inervación esofágica son anormales, viene acompañada de hipoplasia y secuelas pulmonares.
El estudio realizado en el Departamento de Cirugía Pediátrica y Laboratorio de Investigación del Hospital Universitario de La Paz en Madrid, prueba la hipótesis de que la inervación traqueal también puede resultar anormal en ratas con CDH, debido a que el vago es el responsable de ésta.
Para el análisis de las imágenes, el equipo utilizó el programa Image-Pro Plus de Media Cybernetics. Los resultados obtenidos tras el estudio indican que factores como la reducción en la densidad de estructuras neurales y en el tamaño de los ganglios intramurales, además de la reducción de la expresión del tejido neural y de la proteína PGP 9.5 y del incremento en los niveles de PGP 9.5 mRNA, revelan una inervación traqueal deficiente en ratas con CDH. Si en los humanos existieran anomalías similares, éstas podrían contribuir a dar una explicación a la patogénesis de la hipoplasia pulmonar y de las secuelas broncopulmonares