Tiempo de lectura: 1 minuto

La mosca de la fruta, de la familia Drosophilidae, es comúnmente utilizada por investigadores como modelo en estudios de genética clásica o en la grabación de datos cinemáticos, debido a su ciclo de reproducción extremadamente corto.
A partir de estos estudios en organismos muy pequeños, expertos en neurociencias, nanotecnología y biomecánica esperan adquirir un conocimiento profundo sobre los procesos de control neurofisiológico, los cuales pueden resultar muy útiles en el diseño de microrobots. El análisis en tiempo real del batimiento de las alas de la Drosophila requiere el uso de cámaras especiales de alta velocidad, capaces de grabar y procesar simultáneamente.
La grabación de imágenes puede realizarse con una cámara CMOS, como la cámara Photonfocus de la serie MV1, con una región de interés (ROI) definida que puede modificarse rápidamente en términos de tamaño y posición. Utilizando esta ROI variable, la cámara CMOS sigue varios puntos de referencia en las alas.
El sistema de procesado de imágenes utilizado proporciona un elevado nivel de flexibilidad al usuario para el complejo estudio de los controles neuromotores en pequeños organismos. Esto puede resultar muy útil en el campo experimental de la investigación en biomecánica a niveles micro y nano.