automatización y robótica industrial Tiempo de lectura: 4 minutos

La automatización

Cuando hablamos de automatización y robótica industrial, nos referimos al proceso mediante el que se da capacidad a una máquina o un sistema con el fin de que lleve a cabo una actividad por sí sola. Es decir, sin necesidad de que un ser humano esté supervisando su funcionamiento correcto. Esto será especialmente útil al hablar de automatismos industriales, donde tendrán más aplicaciones.

El automatismo de hoy en día es una herencia de los primeros autómatas, que eran máquinas con el objetivo final de imitar la figura y los movimientos de un ser animado más que la de llevar a cabo una función concreta y práctica. Lo que significa que la referencia consistía más bien en copiar a los seres animados y sus acciones, pero la realidad es que se trataba de objetos que no tenían una tarea o función que cumplir por sí mismos.

 

La robótica industrial

Cuando hablamos de robótica industrial, estamos haciendo referencia al diseño, estudio y utilización de los robots con la finalidad de que ejecuten procesos industriales de cualquier tipo. El estándar ISO ayuda a definir el concepto concreto de robot industrial. En este caso, la normativa lo define como un manipulador que se puede programar en tres o más ejes multipropósito, y que está controlado de forma automática y reprogramable.

Hoy en día, las fábricas y las industrias de grandes magnitudes suelen tener un gran interés en la robótica. Lo que es lógico, especialmente si pensamos en que este tipo de robots pueden llevar a cabo procesos repetitivos y tediosos pero que, de manera inexorable, deben realizarse para que la cadena de montaje pueda completarse. De hecho, si no fuera por los robots, este tipo de trabajo debería de ser completado por trabajadores humanos, que siempre presentan más deficiencias a la hora de llevar a cabo tareas de carácter repetitivo. De este modo, gracias a la automatización de algunos procesos, podemos disfrutar de fábricas mucho más eficientes y donde el trabajador humano se encarga de labores más complejas, como son la programación de los robots y la supervisión de los procesos productivos.

 

New Call-to-action

 

Además, la introducción de robots automatizados en las cadenas de producción presenta una serie de ventajas con respecto a los trabajadores humanos. En este sentido, es especialmente importante la estandarización en la toma de decisiones, ya que se elimina el factor subjetivo de la ecuación, algo propiamente humano.

 

Tipos de automatización y robótica industrial

A la hora de hablar de automatización y robótica industrial, es importante tener en cuenta que los tipos de automatización que podemos incorporar a este sector son variadas. De este modo, según sean las necesidades y demandas de producción, podremos estar hablando de hasta tres modelos de automatización distintos:

  • Automatización fija:

La automatización fije implica que un robot repite de manera consecutiva el mismo proceso automático. Esto, a priori, podría parecer poco práctico, ya que implica que su acción quede muy limitada. Sin embargo, si se trata de producciones a gran escala, por ejemplo producción en masa, se trata de un componente que resulta beneficioso. De hecho, estos robots, al tener una única función automatizada, son mucho más caros de diseñar y construir. No obstante, como se ha explicado, se trata de un tipo de automatización que puede ser especialmente eficiente en el caso de los procesos muy repetitivos y en los que la producción esté destinada a una producción muy elevada.

  • Automatización programable:

La automatización programable se encuentra a medio camino entre la automatización fija y la automatización flexible. Como su nombre indica, se caracteriza porque puede ser programada. En otras palabras, aunque se cuente con un mismo tipo de robot, haciendo uso de un software específico y diseñado para tal finalidad, se puede reprogramar la acción automatizada, lo que hará que pueda ser usado en tareas diferentes a pesar de contar con un programa inicial. Se trata de una automatización que es especialmente útil en el caso de los procesos de producción en los que el producto presenta variantes o tipos diversos.

  • Automatización flexible:

Finalmente, la automatización flexible es aquella en la que la parte robótica está constituida por una serie de estaciones que, aunque están conectadas entre sí, son independientes al mismo tiempo. Esto se consigue mediante una computadora que se encarga de controlar los procesos de automatización y controla cada uno de los robots en tiempo real para que lleven a cabo las diferentes tareas automatizadas de forma conjunta y ordenada.

 

Automatización para la robótica

  • Machine Learning:

Se trata de un campo interior de las ciencias de computación y de la inteligencia artificial. Se caracteriza por que la computadora puede aprender a tomar sus propias decisiones basándose en unos patrones de información que han sido suministrados previamente. De este modo, se facilita el proceso de aprendizaje, ya que, a la hora de implementar nuevas decisiones o automatismos, la computadora toma como referencia aquella información que le ha sido suministrada sin necesidad de que el trabajador humano tenga que intervenir en la reprogramación.

  • Deep Learning:

Se trata de un proceso de aprendizaje mucho más avanzado que el Machine Learning, aunque su finalidad es la misma. En este caso, la computadora también aprende y automatiza su toma de decisiones en busca de lo más eficiente a la hora de gestionar los procesos productivos. Sin embargo, en este caso, esto se lleva a cabo a partir del modelado de abstracciones de alto nivel que son realizadas mediante transformaciones no lineales múltiples.

  • Automatismo industrial:

Implica la implementación práctica y tangible tanto del Machine Learning como del Deep Learning. En esta ocasión, se trata de una tecnología de automatización y robótica industrial destinada a que sea la máquina o el robot quien aplique el aprendizaje que ha obtenido de la computadora que ha analizado previamente los datos y que es la que, realmente, ha aprendido y tiene capacidad de dirigir el proceso de automatización.

 

Ventajas de la automatización y robótica industrial

  • Procesos más eficientes
  • Reducción de tiempos de producción
  • Reducción de los costes
  • Disminución de mermas y desperdicios
  • Aumento de la calidad del producto final
  • Mayor flexibilidad en la producción
  • Mayor eficiencia energética
  • Aumento de la seguridad del personal

 

New Call-to-action