cámara de alta velocidad Tiempo de lectura: 3 minutos

Una cámara de alta velocidad es aquella que nos van a permitir contemplar procesos que se desarrollan de forma excepcionalmente rápida y que necesitan de cámaras especiales que sean capaces de captar todo lo que sucede en muy poco tiempo. Este tipo de cámaras tienen aplicaciones industriales y científicas y, además, se utilizan en la realización de pruebas como los “crash” en automoción, el estudio de proyectiles, balística, control de fabricación, estudios relacionados con fluídica, control de turbulencia, visualización de explosiones o biomecánica entre otras.

 

New Call-to-action

Existen diferentes formas de aumentar la velocidad y el número de imágenes que una cámara es capaz de captar. De este modo, se puede llegar a cámaras que llegan a capturar con facilidad una cantidad de imágenes que se sitúa desde las mil al millón de imágenes por segundo, lo que permite una visión en profundidad de cualquier proceso que se esté controlando o investigando.

 

Vertical Binning:

Esta tecnología va a permitir que se incremente la velocidad y la relación señal/ruido a coste de la reducción de la resolución. De esta forma, según las necesidades concretas en cada caso, podrá ser recomendable o no. La manera en que se consigue es reduciendo el número de líneas verticales, de forma que el sensor lea dos o más píxeles al mismo tiempo y la carga acumulada para cada uno de los píxeles se sume.

Doble Velocidad:

Se trata de una técnica sencilla pero que permite obtener resultados muy buenos. Para aplicarla lo que se hace es utilizar una velocidad de “clock” doble en la transferencia de los píxeles del sensor. De esta forma estaremos duplicando la información que es transmitida. Además, esta técnica tiene la ventaja de que puede ser usada en cámaras con formato estándar.

Barrido Parcial:

Esta técnica se usa reduciendo el número de líneas consecutivas del sensor. De esta forma, se pueden capturar imágenes con resolución vertical de 1/2, 1/3 ó 1/4 de forma normal y sencilla, además de hacerlo a velocidades dobles, triples y cuádruples respectivamente.

Sensor Multitap:

Esta tecnología va a permitir leer áreas del sensor en paralelo, con lo que se incrementará la velocidad. Hay que tener en cuenta que, si un sensor funciona a 25 MHz y tiene cuatro salidas, la velocidad final de la cámara será de 100 MHz. De esta forma, en una cámara con sensores de cuatro taps, estaremos hablando de alcanzar velocidades de hasta mil imágenes por segundo.

 

Aplicaciones de una cámara de alta velocidad

Las aplicaciones de una cámara de alta velocidad van a ser muy variadas. Sin embargo, podemos distinguir tres sectores donde tienen un papel preponderante:

Industria:

Como no podía ser de otro modo, el sector industrial va a ser uno de los que más se llegue a beneficiar del uso de este tipo de cámaras. Así mismo, dentro de la industria, podremos distinguir algunos sectores más específicos donde la tecnología de la cámara de alta velocidad va a ser determinante. Estos campos industriales son la automoción, la electrónica, alimentación y bebidas, el sector farmacéutico, robótica y automatismo, maquinaría y energía, además de empaquetado. 

Investigación y ciencia:

Dentro de la investigación científica, una cámara de alta velocidad va a ser especialmente útil en el estudio del movimiento del cuerpo y humano y sus actividades físicas. Así mismo, será especialmente útil en el caso de las ciencias naturales como sector de investigación general.

Entretenimiento:

Gracias al uso de cámaras de alta velocidad se van a poder elaborar vídeos con finalidades tanto comerciales como documentales. 

Por otro lado, más allá de estos sectores, el uso de la cámara de alta velocidad va a tener una especial presencia dentro del I+D de varios campos, muchos de ellos relacionados con los anteriores.

  • I+D Industrial:

Naturalmente, el sector industrial necesita investigar y desarrollar nuevas tecnologías que dependen de un visionado y control exhaustivo de los procesos implicados y, para ello, se hace uso de este tipo de cámaras.

  • I+D Militar:

Las cámaras de alta velocidad van a ser un elemento fundamental en el estudio de deflagraciones y explosivos, así como de la balística y la trayectoria de proyectiles. 

  • I+D Educacional:

Se trata de un sector muy amplio, donde es necesario investigar procesos relacionados con las reacciones químicas y fenómenos físicos, así como actividades relacionadas con la biomecánica o la mecánica de fluidos entre otros.

 

New Call-to-action