Tiempo de lectura: 2 minutos

En el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, con el apoyo de la Fundación Telefónica, se ha llevado a cabo durante este año el proyecto Viaje al Interior del Guernica.

El objetivo del proyecto es estudiar en profundidad el estado de conservación del Guernica. Desde el último estudio publicado en 1998, ahora 14 años después, se está llevando a cabo un nuevo trabajo de inspección de la obra utilizando las técnicas más innovadoras hasta la fecha en imagen de luz visible, ultravioleta, infrarroja, 3D, etc. Para tal propósito, el Museo ha desarrollado un automatismo robotizado de grandes dimensiones especialmente ideado para el estudio de esta obra, que mide 349,3 x 776,6 cm, pero que se podrá adaptar para futuros proyectos de estudio de obras de dimensiones más reducidas.

El robot se controla desde un ordenador y está configurado para alojar diferentes tipos de cámaras digitales de alta resolución, con las que se van capturando pequeñas secciones de la obra en una secuencia ordenada. Una vez finalizada la fase de captura, con las miles de imágenes almacenadas se podrá componer la obra completa en una resolución altísima.

El Museo ha utilizado una cámara XEVA- 1.7-640 de Xenics para la captura de imágenes de reflectografía IR. Esta cámara tiene una resolución de 640×512 píxeles y es sensible al espectro de luz entre los 900 y los 1700nm, lo que permitirá al equipo de investigación del Museo observar la obra con gran detalle más allá de las capas superficiales, gracias a la capacidad de penetración de la luz en esta banda espectral.

Para la captura de la obra completa se han guardado un total de 13.816 fotografías digitales, cada una de las cuales corresponde a una sección de 6,6 x 5,3cm del óleo.