curvas fotométricas Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Qué son las curvas fotométricas?

Cuando se hace referencia a las curvas fotométricas, se está hablando de unas gráficas que indican la distribución espacial de luz en un plano cartesiano que cuenta con variables de distancia e intensidad luminosa. Cada luminaria cuenta con una curva de distribución particular, por este motivo, se deberá elegir la más adecuada según sea el caso de la aplicación.

Para llevar a cabo la integración del gráfico, se puede tomar como ejemplo contar con una luminaria colocada de acuerdo a la aplicación, como la luz de un techo. Si situamos un papel en posición vertical en el centro del lado superior, las líneas que se marcarán concéntricas se corresponderán con la intensidad lumínica. Cuando dos de estas mediciones coinciden, se estará hablando de una simetría de la óptica de la luminaria.

 

Diagrama polar

Las curvas de distribución de la intensidad luminosa están formadas por las curvas polares que se obtienen en el laboratorio. Intentan describir en qué dirección o cuál es la intensidad con la que se distribuye la luz alrededor de diversos ángulos verticales de la fuente. Con un instrumento denominado goniofotómetro se barre la esfera completa y se pueden unir los puntos contenidos en un mismo plano tanto horizontal como vertical. De este modo, se puede obtener un volumen que se conoce como sólido fotométrico.

 

New Call-to-action

 

Este dibujo tridimensional no resulta demasiado práctico por sí solo. Por lo general, la industria de la luminotecnia solo emplea las curvas que son obtenidas al cortar dicho sólido a través de dos planos verticales. Uno de ellos está orientado a lo largo del eje longitudinal de la luminaria. Mientras que el otro discurre por el eje transversal, y está situado en perpendicular al canto de la berma y, en consecuencia, de modo transversal a la luminaria.

En las curvas fotométricas de distribución luminosa, la distancia de cualquiera de los puntos de la curva al centro indica la intensidad luminosa de dicha fuente en esa dirección. Así mismo, para evitar la tarea de tener que hacer un gráfico para cada lámpara o luminaria cuando la única variación es la potencia de la misma, los gráficos se estandarizan para una fuente de 1.000 lúmenes, y en los que el dibujo queda expresado en cd/klm. Si se quiere conocer los valores reales de las intensidades, basta con ampliar el flujo luminoso de la lámpara por la lectura en el diagrama polar, para posteriormente dividirlo por 1.000 (lm).

 

Rendimiento luminoso

Como se podrá deducir, la manera de las curvas fotométricas dependerán del difusor o reflector de la luminaria en cuestión. De este modo, la curva polar de la luminaria será distinta de la curva obtenida de la lámpara desnuda. Esto está relacionado con el rendimiento luminoso, que se define de la siguiente ecuación:

n(%) = Flujo luminoso luminaria / Flujo luminoso lámpara

Hay que entender que, la intensidad asociada al ángulo del espacio, es representativa de la gama de intensidades que existen en el intervalo dado por el flujo total emitido. Esto supone que la intensidad se deberá mantener constante en cualquier dirección. Por lo general, esto no es efectivo, por lo que se optará por dividir la esfera en diversas zonas, para cada una de las cuales se deberá fijar una intensidad promedio, lo que sí que permitirá que el flujo total sea igual a la suma de todos los flujos parciales de cada una de las zonas.

 

New Call-to-action