Tiempo de lectura: 2 minutos

Los ingenieros de Volvo (Gothenburg, Suecia) implementarán sistemas de visión artificial y un sistema radar en los nuevos Volvo V40 para ayudar a reducir atropellos.

El sistema detecta si el peatón camina en la calzada delante del coche y si el conductor no reacciona a tiempo, el coche puede alertarle y automáticamente accionar los frenos.

El sistema consiste en un radar integrado en la parrilla delantera del coche, una cámara ubicada en el espejo central y una unidad de control. La tarea del radar es detectar el peatón o vehículo delante del coche y determinar la distancia, y la cámara de visión determina el tipo de objeto.

Gracias al amplio campo de visión del sistema, los peatones que estén a punto de pisar un carril pueden ser detectados con antelación. El sistema ha sido programado para realizar un patrón de movimiento del peatón y calcular si va a cruzarse en la trayectoria del coche.

En caso de emergencia, el conductor primero recibe una alerta sonora combinada con una señal de luz en la luna delantera, si el conductor no reacciona a la señal y la colisión es inminente, los frenos se accionan automáticamente.

El sistema puede evitar colisiones con peatones a una velocidad de hasta 35km/h si el conductor no reacciona a tiempo. A velocidades más elevadas, el sistema puede reducir al máximo posible la velocidad, intentando evitar el choque.

— by Dave Wilson, Senior Editor, Vision Systems Design