detector volumétrico Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Qué es un detector volumétrico?

Al hablar de un detector volumétrico estamos generalizando. De esta forma, se entiende, o se hace referencia, a todos los tipos de detectores que son capaces de determinar el volumen de un objeto concreto. Aunque se trate de una forma poco técnica para referirse a ellos, constituye una realidad que los engloba todos, ya que existen diferentes tipologías, cada una de ellas con sus características particulares.

 

Tipos de detectores

  • Detector por infrarrojos:

El principio por el que funciona un detector volumétrico de infrarrojos (PIR), está basado en una pequeña diferencia entre la temperatura del ambiente o entorno y la temperatura del cuerpo humano. De esta forma, la temperatura del cuerpo humano es superior a la del entorno, lo que permite su detección. La gran desventaja con la que cuenta este tipo de sensor es que, en el caso de que la temperatura ambiental cambie de manera brusca, su funcionamiento puede verse alterado.

  • Detector por microondas:

Esta tipología de detector volumétrico ya no se usa de manera común debido a la vulnerabilidad que implican sus falsas alarmas. Su sistema funciona basado en la detección de movimientos mediante el efecto Doppler.

 

New Call-to-action

 

En este caso, es el emisor el que emite una frecuencia que se ve reflejada por los objetos que lo rodean, y que permite identificarlo de forma diferenciada al entorno en el que se encuentra. Se trata de una tecnología que actualmente se usa muy poco, al menos cuando se usa de manera individual sin apoyo de detectores de otra tipología. 

  • Detector mixto o de doble tecnología:

En este caso estamos hablando de un detector de volumen que combina un sistema de detección por infrarrojos y por microondas al mismo tiempo. De esta forma, se cuenta con un sistema que detecta la temperatura y el movimiento al mismo tiempo, con lo que se consiguen evitar las falsas alarmas en la mayoría de las veces, ya sea de un tipo u otro.

  • Detector volumétrico para exteriores:

En este caso, se trata de un detector volumétrico similar al detector por infrarrojo pero que, a su vez, cuenta con un procesador digital de la señal y dos canales PIR, lo que permite descartar las falsas alarmas con más facilidad.

 

Otros detectores

Por otro lado, existen diversos detectores de varios tipos que cuentan con un sistema de funcionamiento más sencillo, tales como los detectores de vibración, detección a través de micrófonos, rotura de cristales, etc. Este tipo de detectores no determinan los volúmenes. Sin embargo, pueden ser utilizados del mismo modo que los detectores volumétricos a la hora de garantizar la seguridad de un espacio determinado.

Por otra parte, a partir de la presentación de la actual ley sobre seguridad privada, hay que tener en cuenta que cada detector cableado deberá llevar de forma obligatoria un sistema de protección contra sabotajes. De esta forma, cualquier manipulación o corte del cableado del sensor será detectada por el panel de control central. Este panel central constituye el cerebro del sistema antirrobo y, por lo general, está conectado directamente con una centralita o puesto de mando que permite la toma de decisiones adecuadas a cada caso.

 

New Call-to-action