envasadora de liquidos Tiempo de lectura: 3 minutos

Una envasadora de líquidos es un tipo de máquina imprescindible en la industria que está dotada de un enorme nivel de precisión. De ella depende que los envases se rellenen con las cantidades necesarias de líquido cumpliendo las directrices impuestas por cada empresa.

 

Funciones de la envasadora de líquidos

Para que el trabajo de la envasadora de líquidos se realice de una forma exitosa tiene que cumplir una serie de resultados:

  • El líquido introducido tiene que ser exacto, ni un mayor ni un menor volumen.
  • El proceso debe ser rápido.
  • Hay que garantizar la higiene en todo momento.
  • La precisión asegurará que el mantenimiento sea esporádico.
  • Todo el proceso debe estar esterilizado.

 

Tipos de envasadoras

Hay algunos aspectos en los que coinciden todas las envasadoras de líquidos, como es el caso de estar formadas por un depósito de sistema acumulador o un sistema de circulación por el cual pasando las distintas botellas o envases. Lo que cambia principalmente entre los distintos tipos son las boquillas que se utilizan para el llenado. Principalmente hay dos grandes grupos:

  • Llenadoras volumétricas
  • Llenadoras de nivel constante

 

Las volumétricas son las más sencillas y directas, trabajando en el llenado de las botellas con determinado volumen de líquido. Se dividen en tres grupos:

  • Llenadoras de cubilete
  • Llenadoras de pistones fijos
  • Llenadoras de pistones comandados.

 

Cada uno de los tipos hace uso de una forma de llenado particular derivado de su nombre, siendo recomendables dependiendo del proceso que se vaya a realizar. No obstante, existe el problema de que si bien el proceso de llenado es preciso, la diferencia entre las botellas lleva a que el nivel de llenado sea distinto entre sí.

New Call-to-action

En el caso de las llenadoras de nivel constante, el nivelado de los líquidos es más preciso y se evita el problema que tienen las volumétricas. También hay tres tipos: de sifonado, isobarométricas y de presión diferencial. El sistema de llenado se altera dependiendo del tipo, pero en los tres casos se garantiza la precisión que representa a este tipo de envasadora de líquido.

 

Llenado del vino

Un buen ejemplo para entender el trabajo de las envasadoras de líquidos es mediante el llenado del vino, que pasa de las bodegas a las botellas de forma automatizada y sencilla. Hay una serie de tareas que se deben respetar cuidadosamente en todo momento:

  • Evitar los peligros que pueden existir de contaminación por medio del entorno, como el polvo o los microorganismos. Hay que evitar la mala estiba y que productos tóxicos puedan influir en el sistema de llenado.
  • Tomar medidas de prevención asegurándose de que la máquina y todo el entorno disponen de las mejores medidas de higiene.
  • La manipulación por parte de los operarios siempre debe ser higiénica y con controles.
  • Vigilancia de los procesos de llenado para asegurar que no se producen problemas.
  • Evitar pasar por alto errores. Nunca se puede permitir que una botella mal llenada pase a la fase de distribución.
  • Elaborar registros de mantenimiento que avalen el trabajo realizado.

 

Sistema de Análisis del nivel de llenado de botellas

Para garantizar que los procesos de llenado cumplen con todas las directrices en cualquier tipo de líquido es recomendable hacer uso de un sistema de análisis profundo y moderno como SANE. Este programa creado por EGITRON aporta todo lo necesario para que sea posible analizar e inspeccionar el sistema de llenado de un máximo de ocho mil botellas por cada hora. Las botellas se analizarán en su totalidad y se podrá tener garantía de que se cubren los siguientes aspectos:

  • El llenado es el correcto.
  • No se ha producido ninguna incidencia (con posibilidad de ajustar unas alarmas y avisos previos).
  • Cualquier anomalía se ha identificado.
  • El headspace, el espacio entre el llenado y el corcho, es el adecuado.

 

No hay ningún tipo de botella o estilo de llenado que no quede bajo el control de SANE, por lo que se trata de una herramienta muy útil en la industria de los líquidos. Su uso se puede potenciar con distintos accesorios y la tecnología que utiliza es de última generación gracias a, por ejemplo, el sistema de visión artificial que proporciona mediante la cámara inteligente BOA INS. Esto asegura buenos resultados y, sobre todo, un trabajo automatizado que ayuda a que el rendimiento sea mayor.

 

 

New Call-to-action