envases metalicos para alimentos Tiempo de lectura: 3 minutos

Los envases metálicos para alimentos son utilizados a diario en todo tipo de industrias y es común confiar en ellos debido a sus propiedades beneficiosas para almacenar productos, sin que se produzca deterioro a corto plazo. Son envases de formato rígido y resistente que pueden almacenar productos tanto sólidos como líquidos.

 

Definiciones de los envases metálicos

¿Qué cualidades definen a los envases metálicos y qué los hace diferentes de los envases de plástico que también son muy utilizados en la industria de los alimentos?

  • Son resistentes y permiten deformarse
  • Ofrecen una gran ligereza y hermeticidad
  • No sufren el contacto con la luz debido a su opacidad
  • Garantizan la conductividad de la temperatura
  • Son muy versátiles y reciclables
  • Encajan en las exigencias de la distribución comercial y ofrecen personalización

 

Características de los envases metálicos

Hay dos grupos principales de envases metálicos y estos a su vez se dividen en varias sub-categorías:

  • Envases metálicos ligeros
  • Envases metálicos pesados

En el caso de los ligeros, la división se produce de forma adicional en cuatro variantes: envases de la industria de la alimentación, envases para bebidas, envases de formato industrial, como es el caso de los bidones, y aerosoles. Los envases ligeros se caracterizan porque su capacidad está por debajo de los 40 litros y tienen un espesor por debajo de los 0,50 milímetros.

New Call-to-action

Por su lado, los envases pesados se construyen con aluminio y acero, utilizándose materiales ferrosos como la chapa cromada, la hojalata y la chapa negra. El acero resultante siempre es de bajo contenido en niveles de carbono, siendo este un rasgo que coincide en todos los modelos.

 

Alimentos enlatados con envases metálicos

El uso de los envases metálicos garantiza que los alimentos que hayan sido enlatados puedan conservar el calor y que además no sufran ningún tipo de daño si se produce un impacto en el envase. Esto garantiza que la comida siempre esté lista para consumirse sin excepción. Cada alimento envasado se encuentra sometido a las directrices de seguridad y calidad que interponen los gobiernos, garantizando que no habrá ningún riesgo para los consumidores. Al realizarse el enlatado de un alimento se conservan todas sus propiedades, como la cantidad de minerales y vitaminas presentes, así como el sabor. Esto ha llevado a que los envases metálicos sean la mejor opción y la más segura para garantizar que un alimento se conserve con el paso del tiempo.

 

¿Cómo es el proceso de envasado?

Envasar un alimento es un proceso más complejo que simplemente introducirlo en el envase y cerrarlo de forma hermética. Este se divide en las siguientes fases:

  • Elección del alimento pasando por controles de calidad.
  • Lavado, desinfectado, pelado, rebanado o cortado de los alimentos para dejar solo elementos comestibles.
  • Cocinado en el nivel de lo necesario de los alimentos o preparado con agua, azúcar y otras sustancias dependiendo del producto.
  • Introducción del alimento en el envase y cerrado eléctrico tras el rellenado.
  • Esterilización del alimento con un proceso térmico.
  • Codificación de los envases y etiquetado para su distribución.

 

Tecnología para la calidad del envasado

Para asegurarse de que los envasados se realizan bajo las mejores condiciones y resultados hay que confiar en los nuevos recursos tecnológicos que ha adoptado la industria. Es el caso del uso de sensores Gocator, que garantizan mediante el uso de tecnologia 3D que el envasado se producirá de una forma totalmente eficiente.

 

Esta tecnología inspecciona todo el proceso de envasado de manera exhaustiva en busca de cualquier posible imperfección que pueda alterar el resultado del empaquetado. Por ejemplo, se analiza la calidad de la superficie del envase, los bordes y el formato en general de una manera automatizada con procesos de medición complejos que simplifican los análisis de una manera muy avanzada. Para entender el volumen de eficiencia de la aplicación de una tecnología como la que propone Gocator hay que ver que en un solo minuto este sistema puede analizar 600 envases, garantizando así unos resultados óptimos.

 

 

New Call-to-action