Tiempo de lectura: 3 minutos

Cámaras Prosilica de Allied Vision Technologies son parte de un sistema móvil de captura de imágenes geo-etiquetadas de zonas afectadas por desastres naturales.

Medir y evaluar el impacto de desastres naturales en infraestructuras y daños en construcciones es una parte esencial del proceso de recuperación, tras un desastre natural para ayudar a los afectados a reconstruir sus vidas. Las evaluaciones suelen tardar meses usando métodos tradicionales.

El Rapid Inventory Collection System (RICS) es un sistema móvil basado en visión artificial desarrollado en Geoscience Australia, que captura imágenes digitales geo-etiquetadas de estructuras y edificios, para evaluaciones rápidas en las zonas afectadas por desastres. El sistema complementa el trabajo de campo, permitiendo una cobertura completa de la medida de los daños a través de la captura de miles de imágenes en un corto período de tiempo. Esta tecnología ayuda, de forma más eficiente,  a los ingenieros y científicos a establecer y priorizar las peores.

El RICS consiste en un sistema de 2 a 4 cámaras Prosilica GC2450 en la parte superior de un vehículo, un switch de cinco puertos Ethernet, un receptor GPS y un ordenador portátil.

La interfaz de usuario del RICS consiste en 3 secciones; imágenes, datos GPS y notas asociadas. Las imágenes descargadas se muestran en la parte superior, mientras que los datos del GPS, que se muestran en la sección central, incluyen la hora, latitud, longitud, rumbo, número de satélites, la calidad y la velocidad. Las notas que se encuentran en la sección inferior, permiten a los usuarios escribir notas durante una sesión de campo.

Primera misión: Los incendios forestales en Victoria/Australia – 2009

El primer despliegue del RICS fue en 2009, para evaluar los daños en la estructura residencial y comercial después de los incendios forestales de febrero en la región de Victoria/Australia. Los incendios forestales de Febrero de 2009 se extendieron rápidamente a través de 78 municipios y devastaron más de 400.000 hectáreas de tierra, causando más de 200 víctimas mortales.

La evaluación de daños del impacto del fuego se llevó a cabo utilizando una combinación de imágenes del Google Street View, imágenes aéreas de antes y después y las del RICS. RICS y Google Street View han desempeñado un papel importante delineando las diferencias entre casas y otras construcciones y también eliminando de la base de datos las estructuras, que estaban en ruinas antes del incendio. RICS proporcionó una cobertura total de las estructuras residenciales a 200 metros de carreteras y caminos. Se han utilizado tres cámaras para capturar más de 500.000 imágenes, de aproximadamente unas 8.000 estructuras, durante un período de tres semanas.

Se realizó el informe de un gran número de fuegos en cinco regiones distintas, con aproximadamente 5.400 estructuras residenciales dentro del perímetro. El RICS evaluó el impacto de los incendios de Victoria e indicó que más de 2.100 casas fueron destruidas, mientras que otras 800 recibieron daños menores. RICS también fue útil para evaluar el estado de la vegetación quemada, cerca de los centros de población y ayudó la validación de las imágenes de sensores remotos, que representan la intensidad del fuego.

Desde entonces, el RICS se ha utilizado también en los terremotos Kalgoorlie 2010 y Christchurch 2011, las inundaciones de Brisbane, el ciclón tropical Yasi y recientemente se ha usado para capturar imágenes “geo-etiquetadas” de la Darling River en New South Wales para una investigación ecológica.

Imágenes: © Copyright Geoscience Australia