fibra óptica iluminación Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Qué es la fibra óptica?

La fibra óptica es un sistema que sirve para la transmisión de datos, ya sea en forma de redes o mediante telecomunicaciones. A grandes rasgos, su estructura es la de un hilo fabricado en vidrio o materiales de estructura plástica, y que permite la transmisión de datos mediante el envío de pulsos de luz que los equipos reinterpretan en forma de dígitos. 

El envío de pulso luminoso quedaría completamente aislado dentro del interior de la fibra óptica, y contaría con una reflexión en ángulo en la que, por lo general, la fuente de luz que emite el pulso suele ser o bien un láser o un diodo a partir de un sistema LED.

El uso de la fibra óptica es común en telecomunicaciones, ya que permite la transmisión de datos a unas velocidades y distancias muy elevadas, lo que la convierte en un sistema mucho más avanzado que los cables tradicionales o, incluso que los sistemas similares que hacen uso de las ondas de radio. Además, cuenta con la ventaja de ser inmune a las interferencias propias de las ondas electromagnéticas, lo que presenta una ventaja aún mayor.

 

Componentes

La fibra óptica está constituida por dos partes fundamentales, que son tanto el núcleo como el revestimiento exterior. En el caso del núcleo, se trata de la parte interior de la propia fibra, y su diseño está pensado para constituir un índice de refracción lumínico mayor. Esto significa que los rayos de luz se curvan al desplazarse por el interior, lo que conlleva que queden encerrados dentro y la información no se pierda.

 

New Call-to-action

 

No obstante, a la hora de desarrollar la fibra óptica, se deberá llevar a cabo con anterioridad lo que se denomina una preforma, que no es otra cosa que una varilla elaborada de vidrio sólido y en la que cierto tipos de químicos como el tetracloruro de silicio o de germanio son combinados para dar como resultado, de hecho, este mismo vidrio. Una vez que se ha completado la preforma, se procede al estiramiento de la misma para darle la forma de hilo que será la que resulte de utilidad  más adelante.

 

Iluminación por fibra óptica

Por el momento, la iluminación por fibra óptica es la que se puede proporcionar con la luz más intensa de todos los tipos de iluminación que se utilizan en visión artificial. El objetivo consiste en conducir la luz procedente de una lámpara halógena, de xenón, de metal halide o LED a través de un haz de fibras ópticas, que termina en una adaptador específico para cada tipo de aplicación. Estos adaptadores pueden tener forma circular, lineal, puntual o de panel, y pueden ser de distintas dimensiones.

 

Ventajas

  • Cuenta con un sistema de ancho de banda muy elevado.
  • Cuenta con un tamaño reducido.
  • Presenta una gran felxibilidad, especialmente en los aspectos de la curvatura.
  • Resulta mucho menos pesada de transportar que los sistemas convencionales de cableado.
  • Es un sistema inmune a las ondas electromagnéticas.
  • Presenta una gran seguridad para las personas que conviven con ella.
  • No implica interferencias de ningún tipo.
  • Es inmune a las señales parásitas, lo que mejora la calidad del mismo.
  • No requiere de repetidores de grandes capacidades, lo que implica también que constituya una infraestructura más sencilla.
  • Fácil instalación.
  • Resistencia a los agentes climáticos. 
  • En caso de avería, se restaura con gran facilidad.
  • Menor impacto ambiental. 

 

New Call-to-action