gestión de calidad Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Qué es la gestión de calidad?

Al hablar de la gestión de calidad, nos estamos refiriendo a diversos significados dentro de cada uno de los sectores del negocio. La definición no implica la buena calidad de por sí, sino que busca garantizar que una organización, o un tipo de producto en concreto, cuente con una serie de componentes específicos:

  • Plan de calidad
  • Control de calidad
  • Seguridad de calidad
  • Mejorías enfocadas a la calidad

De esta forma, la gestión de calidad, se centra tanto en la calidad del propio producto como en el servicio y la satisfacción de los clientes y, sobre todo, en los medios necesarios para obtenerla. La gestión de calidad utiliza la seguridad de la calidad y el control de los procesos con la meta puesta en la obtención de una calidad aún más consistente. Las herramientas de inspección nos ayudan a llegar a nuestros objetivos, detectar defectos, reducir los tiempos de producción y garantizar la calidad de nuestros procesos. 

 

Precursores

El concepto de gestión de calidad ha ido mejorando desde los inicios gracias a varios precursores concretos. Por un lado, uno de los elementos que cabe destacar es la gestión de calidad total, entendida desde una perspectiva diferente a la filosofía Tayloriana. En este sentido, la gestión de calidad pone un especial énfasis en la comunicación con todo el personal. Hay que pensar que, comunicándose con todos los trabajadores, se logra un mejor conocimiento tanto de los detalles del proceso como de las oportunidades de mejoría.

Así mismo, la gestión de calidad total parte de la idea de que el 90% de los defectos de fábrica y de los problemas relacionados con la calidad del producto surgen de los propios procesos, y no sostiene que sean generados por el personal. De este modo, defiende la idea de que las opiniones de operarios, diseñadores y gerentes son importantes a la hora de mejorar el proceso.

 

New Call-to-action

 

La gestión de calidad ha introducido la planificación estratégica. Eso ha conseguido centralizar el cumplimiento total de las metas de las compañías. También cuenta con el valor añadido de que, al transmitir la misión y la visión de la empresa, se obtiene un beneficio adicional en los procesos de producción.

Otro aspecto que impulsó la gestión de calidad la encontramos en el pensamiento Kaizen, que invita a no limitarse a una situación estable, sino que, por el contrario, anima a los productores y agentes implicados a aprovechar al máximo dicha estabilidad para llevar a cabo cambios que cada vez sean mejores. De esta manera, lo que se obtiene es una empresa cuyos procesos de producción son mucho más poderosos y eficaces, lo que lleva a la aplicación de estas filosofías de un modo mucho más directo.

 

Principios

  • Enfoque al cliente
  • Liderazgo
  • Implicación de todo el personal
  • Enfoque de los procesos
  • Enfoque de sistemas de gestión
  • Mejora continua
  • Enfoque basado en hechos
  • Relación de simbiosis con los proveedores

 

Herramientas

  • Relación proveedor-comprador: Permite un mejor conocimiento de las necesidades y expectativas de ambas partes.
  • Imagen empresarial: Es fundamental a la hora de ofrecer un producto que satisfaga al cliente y que lo relacione con la calidad y la profesionalidad.
  • Selección de materiales: Es el inicio de cualquier proceso de producción, ya que determinará la calidad del producto final.
  • Comunicación constante: Es necesario que se lleve a cabo en tiempo real para poder solucionar los imprevistos lo antes posible.
  • Comunicación interna: Permite agilizar cualquier proceso interno.
  • Motivación del personal: Permite crear un equipo de trabajadores motivados y concienciados con la empresa.
  • Protocolos de control de calidad: Se llevan a cabo aprovechando al máximo cada una de las oportunidades disponibles.

 

La gestión de la calidad en la industria 4.0  visión artificial representa una de las herramientas transversales más relevantes dentro de la Industria 4.0, ya que está claramente integrada en cada uno de los apartados de un proceso productivo.

 

New Call-to-action