herramientas de calidad Tiempo de lectura: 4 minutos

La unión de dos conceptos como son el control de calidad y la visión artificial ofrece como resultado procesos productivos industriales mucho más efectivos y eficientes. Pero, ¿cuáles son las aplicaciones y ventajas del control de calidad por visión artificial? Hoy te lo contamos todo en Infaimon.

Gestión de la calidad total

Para analizar la calidad que ofrece una empresa, así como garantizar la correcta organización de la misma, es necesaria una adecuada gestión de la calidad total. Esta debe estar basada en cuatro puntos fundamentales: el control de calidad, aseguramiento, elaboración de un plan de calidad y mejoras de dicha calidad.

Pese a que la gestión de la calidad hace referencia al grado de satisfacción de los clientes y a la propia calidad de los productos, también implica a los medios que se utilizan para poder llegar a ella. De esta forma, una adecuada gestión se ocupa de controlar todos los procesos ejecutados para llegar a la calidad deseada.

En Infaimon vamos a detenernos en el primero de los parámetros, el control de calidad, que gracias a un sistema de visión artificial puede ayudarte a obtener mejores resultados y por tanto una mayor competitividad.

New Call-to-action

Control de calidad por visión artificial

El control de calidad es el conjunto de acciones, mecanismos o herramientas necesarios para detectar errores durante el proceso de producción. Su objetivo principal es cerciorarse de que se cumplen los requisitos mínimos de calidad impuestos por la industria y solicitados por el cliente. Pero ¿cómo gestionar el control de la calidad a través de la visión artificial?

Sistemas de visión artificial

Los sistema de visión artificial aplicados a la industria permiten obtener, procesar y analizar imágenes con la finalidad de puedan ser procesadas por un ordenador. Esto permite automatizar una amplia gama de tareas al aportar a las máquinas la información que necesitan para la toma de decisiones correctas en cada una de las aplicaciones que les han sido asignadas.

vision artificial aplicaciones

Esta innovadora tecnología puede utilizarse para llevar a cabo, entre otros muchos, procesos de control de calidad para lograr una mayor productividad y eficiencia, ya que permite tanto agilizar los procesos como optimizarlos de una manera automatizada.

Aplicaciones de un sistema de visión artificial para el control de calidad

De forma general podemos destacar que las tareas que puede realizar un sistema de visión artificial para el control de calidad son:

  • Posicionamiento: para realizar operaciones de inspección, sobre todo cuando se gestionan grandes cadenas de producción.
  • Verificación: para validar las mercancías o las piezas y asegurarse de que el nivel de calidad es el adecuado.
  • Identificación: a través de la lectura de caracteres o la decodificación de códigos de barras.
  • Encontrar defectos o errores: como pueden ser la decoloración, grietas o pequeñas marcas.
  • Medición: un sistema de visión artificial puede saber con gran precisión las medidas del producto para conseguir un acabado perfecto.

control de calidad de alimentos

De esta forma, gracias a un sistema de visión artificial para el control de calidad, los artículos que no cumplen con los estándares requeridos, son eliminados del proceso. Además, puede aplicarse a diferentes ámbitos industriales como es el sector de la automoción, alimentación, envasado y embalajes, electrónica, o logística e identificación, entre otros muchos.

Ventajas del control de calidad por visión artificial

Si las principales ventajas de la visión artificial son fundamentalmente la reducción de costes, consistencia, repetibilidad e inspección de la producción total, aplicada al control de calidad, podemos destacar su capacidad para:

Aumentar la productividad

Al aplicar los controles de calidad por un sistema de visión artificial, las unidades defectuosas son eliminadas antes de llegar al final de la línea de producción, lo que se traduce en un aumento cuantitativo de la producción útil final.

Disminuir las pérdidas de materiales

Al eliminar las unidades en mal estado a lo largo de todo el proceso productivo se consigue que el uso de materiales se reduzca de manera considerable desde una perspectiva completa del proceso.

Reducir los costes

Si se aumenta la productividad y se reduce la pérdida de materiales obtenemos un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles. Esto conlleva una reducción de los costes de producción importante que se verá reflejada en una disminución del gasto total de la producción.

Mejorar la calidad del producto final

El control de calidad por visión artificial implica que el producto final que llega al consumidor es de mejor calidad. Este hecho beneficia a ambas partes, tanto al consumidor como a la propia industria, que podrá ver así incrementadas sus ventas.

Por todo ello podemos concluir que el control de calidad por visión artificial de un proceso productivo industrial es imprescindible no solo para lograr una calidad óptima del producto final, sino también para asegurar la satisfacción del cliente. En Infaimon contamos con soluciones de visión artificial para todo tipo de industrias, contacta con nosotros, y te mostraremos todo lo que podemos hacer por tu empresa.