herramientas de calidad Tiempo de lectura: 3 minutos

Dentro de un negocio, el control de calidad es fundamental en los productos que se desarrollan, necesitándose por este motivo unas herramientas de calidad adecuadas que nos ayuden a realizar las tareas correspondientes de forma correcta.

 

¿En qué se basan las herramientas de calidad?

Para mejorar el Sistema de Gestión de Calidad se requieren una serie de herramientas que pueden ayudar a llevarlo a cabo de manera efectiva. Dichas herramientas se emplean para desarrollar el control de calidad mediante la medición, el análisis y la sugerencia de soluciones a los problemas que puedan surgir y que afectan al rendimiento del procedimiento de la organización en sí. Mediante estas herramientas, se pueden conseguir muchos beneficios que proporcionen lo necesario para renovar el sistema y, de esta manera, sacarle el mayor partido posible.

 

Origen de las herramientas de calidad

El comienzo del control de calidad se produjo en los inicios del siglo pasado, durante la producción industrial que se llevó a cabo en esos años y que fue tan importante. La necesidad de un control de calidad surgió cuando se originó el primer problema en este ámbito, el cual fue el perfeccionamiento de los medios de producción en cadena en base a la creación de los productos y los elementos que los componen. Por ello, cuanto mayor sea la calidad de los productos, menor serán los residuos que se generen, y esto desemboca en un coste reducido del procedimiento de producción.

New Call-to-action

A raíz de este hecho, comenzaron a aparecer los primeros procesos de control de calidad enfocados en supervisar la producción. Su misión consistía en realizar una serie de procesos de análisis dirigidos a comprobar que tanto los dispositivos, como los demás elementos que formaban parte de la producción cumplían en todos los casos con su cometido. La solución que se generaba con este proceso, era separar el producto admisible del que no lo era a través del control de dicho proceso de producción.

 

Las herramientas del control de calidad

Las herramientas que se utilizan en los procesos de control de calidad se conocen como las 7 herramientas básicas de la calidad y son los utensilios necesarios para mejorar el sistema y solucionar los conflictos que pudieran surgir. Son las siguientes:

  1. Hoja de comprobación: mediante ella, y a través de un sencillo proceso, se obtiene un registro detallado de la información concerniente a ciertos acontecimientos.
  2. Histograma: esta herramienta consiste en un gráfico de barras verticales que establece los datos sobre la administración de un conjunto de datos.
  3. Diagrama de dispersión: mediante este elemento se reconoce que pueda haber relación entre dos variables.
  4. Diagrama de Pareto: a través de este utensilio que distingue entre las razones más relevantes que han generado un conflicto o problema, así como las que no lo son tanto.
  5. Diagrama de causa – efecto: se encarga de proporcionar los medios adecuados para reconocer, organizar y establecer las causas probables de problemas concretos que surjan, así como de los resultados que se pretenden obtener.
  6. Gráficos de control: este elemento se emplea para dirigir y mejorar el procedimiento a través de un estudio de su variación mediante el factor tiempo.
  7. Estratificación: es un proceso por el que se clasifican las informaciones provenientes de fuentes diversas.

 

Estas herramientas han logrado obtener lo que pretendían, que es controlar la calidad de los productos y solucionar los diferentes problemas que puedan acontecer, aunque también se emplean para los equipos de trabajo que pretenden mejorar las actividades y procedimientos de la industria.

 

¿Cuál es el rol de la visión artificial en la administración del control de calidad?

La visión artificial en el ámbito del control de calidad, hace que la producción sea mejor, por lo que es un elemento necesario para estimular los procedimientos y que éstos sean mejores, puesto que contribuye con disciplina y aptitud. Por ello, los sistemas de visión artificial en la calidad se pueden aplicar de diversas formas dependiendo de las fases del procedimiento. Asimismo, entran en las categorías que se presentan como componentes de control y estudio más relevantes, que deben estar presentes en todo el proceso.

 

Beneficios de las herramientas de calidad

Los beneficios que se pueden obtener con las herramientas de calidad son:

  • Reduce los gastos
  • Suaviza la producción
  • Estimula los procedimientos
  • Disminuye los desechos y las pérdidas
  • Ayuda a obtener una mayor efectividad en cuanto a la energía
  • Minimiza el tiempo de producción
  • Incrementa la calidad del producto final
  • Otorga seguridad al equipo humano

 

En definitiva, el resultado de todo debe ser que el producto sea aceptable, el riesgo sea lo más reducido posible y las pérdidas casi inexistentes. Aplicando herramientas de calidad, cualquier tipo de negocio puede obtener una importante mejora en sus procesos internos.

 

New Call-to-action