inspección visual Tiempo de lectura: 3 minutos

El control de calidad en la industria siempre ha sido uno de los procesos más relevantes por el impacto que tiene sobre la producción, los beneficios y la rentabilidad de la inversión dedicada a mejorar los sistemas.

Por un lado, contar con las mejores herramientas para el control de calidad garantiza que la satisfacción de los clientes con el producto final siempre sea positiva. Y, junto a esto, el asegurar que solo llegan al final de la cadena de montaje los productos que cumplen los estándares de calidad y que se pueden comercializar, reduciendo los gastos y pérdidas en un entorno industrial cada vez más competitivo.

La inspección automatizada de control de calidad se ha posicionado como la solución más rentable para la industria, tanto por la efectividad de la visión artificial, como por las mejoras en la productividad y la agilidad que aporta a la cadena de producción.

¿En qué consiste un sistema de control de calidad por visión artificial?

Los controles de calidad por visión artificial es uno de los métodos industriales menos invasivos y basados en la instalación de componentes automatizados que realizan la inspección visual.

Esos sistemas de inspección dotados de visión artificial actúan mediante la obtención procesamiento y análisis de imágenes, aportando la información necesaria para conocer todas las características del producto y si estas coinciden con los estándares de calidad fijados.

Contar con esta herramienta de inspección no invasiva permite que el control de calidad automatizado sea más exhaustivo y siempre responda a los mismos parámetros y estándares con los que ha sido configurado el sistema. También se consigue eliminar cualquier decisión subjetiva en la inspección, mejorando la repetibilidad y rendimiento del sistema.

Esto hace posible que un sistema de control de calidad dotado con visión artificial inspeccione al detalle un producto o pieza, detectando cualquier daño o imperfección que no lo hacen apto para cumplir su función.

El control de calidad por visión artificial también es muy efectivo para examinar la operabilidad de cualquier máquina o sistema automatizado, detectando errores -como fugas o descalibrados de los componentes- que pueden alterar la ejecución de su tarea en el proceso de producción.

Para entender el potencial de la automatización de las inspecciones, es muy útil conocer las características de las diferentes herramientas para el control de calidad basadas en la en el uso de la visión artificial, ya sea de forma directa o remota.

En la inspección directa, la visión artificial combinada con sistemas de medición, evalúa directamente el componente desde diferentes perspectivas. Por su parte, en la inspección remota, se favorece el acceso a cavidades internas empleando otras funcionalidades de la visión artificial, como el calibrado o los infrarrojos.

Esta flexibilidad en la forma de actuar de la visión artificial facilita que se adapte a las diferentes necesidades de inspección, ya sea una superficie expuesta o accesible, o la evaluación del interior de objetos transparentes. Por ejemplo, algo muy útil en la industria alimentaria o en aquellas que se realizan procesos de envasado en los que es esencial evaluar el estado del interior.  

¿Cuáles son las ventajas de usar la inspección visual no invasiva?

Crear un plan de control de calidad basado en sistemas de inspección visual no invasivos hacen más sencillo la detección de productos defectuosos, pero no solo desechándolos de la cadena de montaje, sino que lo importante es que ayuda a que se corrijan los defectos y se siga produciendo bajo las especificaciones idóneas.

Otra de sus grandes ventajas son las múltiples aplicaciones que tienen los sistemas de control de calidad por visión artificial y su adaptabilidad a diferentes producciones y entornos industriales.

Dada esta forma de aplicar un control de calidad e inspección tan eficiente y basado en diferentes tareas de verificación, reconocimiento y detección de defectos, se logra que la industria disfrute de estas ventajas en sus procesos de producción:

  • Aumento de la productividad: Con un aumento cuantitativo de los productos finales útiles y un mejor aprovechamiento de los recursos y materias primas.
  • Reducción de las pérdidas de productos y materiales: Retirando los productos con defectos nada más ser detectados y dejándoles fuera de la cadena de producción. 
  • Reducción de costes: Aprovechando mejor los recursos y obteniendo mayor rentabilidad de cada unidad de producción.
  • Mejora de la calidad del producto final: Lo que favorece la reputación de la marca y la satisfacción de los clientes al recibir un producto que cumple todas sus expectativas.

En INFAIMON somos expertos en proporcionar el conocimiento y experiencia necesarias para integrar la inspección automatizada de control de calidad, asesorando sobre los sistemas de visión artificial más óptimos para la creación de un plan de control de calidad más eficiente.

Es muy importante que cada sistema de visión artificial responda a las necesidades de cada cliente y tipo de actividad industrial, por lo que lo más conveniente es comenzar por un estudio de viabilidad para crear la solución que contenga la tecnología que ayude a integrar herramientas de inspección no invasiva efectivas y rentables.