integración de sistemas Tiempo de lectura: 4 minutos

Diseños y servicios de sistemas de visión artificial

Los diseños y servicios de sistema de visión artificial deben adaptarse a las necesidades concretas de cada cliente. Ya sean industrias automotrices, aeroespaciales, alimentación y bebida, paquetería o mercados de manufactura, en todos los casos, los sistemas de visión artificial deberán adecuarse a las necesidades concretas.

Esto se consigue mediante la integración de los sistemas de visión artificial en máquinas, lo que requiere tener detrás un laboratorio de pruebas y un equipo de trabajo altamente cualificado capaz de ofrecer soluciones individuales a cada tipo de demanda.

Los ingenieros de visión artificial comienzan su trabajo llevando a cabo un análisis frontal, así como un estudio de la viabilidad que darán las pautas y directrices principales a la hora de crear la solución concreta y adaptada a las necesidades del cliente antes de pasar a las siguientes fases del procesos.

1. Estudio de viabilidad para la visión en máquinas

El estudio de viabilidad es una de las fases más importantes en la integración de los sistemas de visión artificial porque, al constituir la base de dicha integración, de él dependerá el buen resultado del resto del proyecto. De este modo, el estudio de viabilidad comenzará antes que el propio diseño, ya que dicho diseño se verá condicionado a los resultados del estudio de viabilidad, que sea lo que determine los diseños que puedan llevarse a cabo y los que no.

 

New Call-to-action

 

Por ejemplo, si una aplicación necesita calibración parcial, se deberá realizar un estudio de índice de tolerancia (PT) en la pieza en cuestión, y que será lo que determinará las piezas de producción una vez que se haya asegurado que el sistema puede llevarlo a cabo con la precisión y repetibilidad necesaria. A la hora de realizar tareas como esta, habrá que tener en cuenta que los integradores deberán aplicar sus conocimientos en física y diseño para obtener elementos concretos como la iluminación, óptica y cámaras que serán más adecuados para lograrlo, por lo que el estudio de viabilidad conlleva un trabajo de mayor calado de lo que en un principio podría parecer.

2. Diseños del sistema de visión artificial

Las soluciones de visión deberán estar certificadas por ISO 9001, lo que significa que se cuenta con un proceso de certificado de ISO a la hora de diseñar los sistemas de visión artificial que serán implementados en la solución. A pesar de que la mayor parte del trabajo se realiza durante la fase del estudio de viabilidad, los diseños que se aplican con posterioridad no pueden dejar nada al azar.

De este modo, se establece un sistema de pruebas beta en el laboratorio, y después se somete a pruebas comparadas con piezas muestra de los propios clientes para asegurarse de que el sistema de visión artificial en cuestión proporcionará los resultados deseados.

En este aspecto, hay que tener en cuenta que los elementos que influyen en el resultado son bastante amplios y, todos ellos, tendrán que se considerados a la hora de completar el diseño del sistema de visión artificial en particular. Estos elementos incluyen sensores, ópticos, elementos de software y hardware de la computadora en cuestión, así como elementos de diseño eléctrico y mecánico, entre otros aspectos. Esto es importante, ya que los integradores deberán tener en cuenta todos los estándares en cada uno de los elementos de la solución y del diseño. De hecho, estos elementos no solo influirán en el diseño final de la propia solución, sino que también definirán otros aspectos como las interfaces del usuario, uno de los aspectos que más puede mejorar el rendimiento de la aplicación una vez que se esté usando.

3. Puesta en marcha

La puesta en marcha es una de las fases cruciales ya que, durante el proceso, se necesita minimizar el impacto en las instalaciones del cliente. En este sentido, es importante la función que cumple la figura del gerente, que es la persona encargada de supervisar y gestionar a todo el equipo que trabaja de manera individual y en equipos para cada uno de los elementos que constituirán la puesta en marcha de la integración de los sistemas de visión artificial.

En este aspecto, lo mejor será siempre enfocar todas las posibles caídas eléctricas y de red antes de instalar el equipo, lo que servirá para asegurarse de que no haya sorpresas o contratiempos imprevistos durante la fase de la puesta en marcha, así como que se contará con todos los requisitos físicos necesarios para poder solventarlos con éxito. Esto se consigue mediante la realización previa de ensayos de ingeniería de forma conjunta con el cliente.

4. Documentación y capacitación

Uno de los aspectos fundamentales a la hora de que la integración de los sistemas de visión artificial sea completa pasa por dotar al operario tanto de la documentación como de la capacitación que le va a hacer falta cuando trabaje con estos sistemas. Esto se consigue mediante la formación de los trabajadores, que los dota de las capacidades necesarias para administrar y usar los sistemas de visión artificial una vez que dicha integración ya se ha completado. Así mismo, otro elemento fundamental y que servirá de complemento a la capacitación de los trabajadores será la documentación, que no es otra cosa que un manual donde los trabajadores puedan consultar de forma rápida y eficiente cómo solventar ellos mismos los posibles problemas que puedan acontecer en el uso normal de los sistemas ya integrados.

 

New Call-to-action