integración vertical Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Qué es la integración vertical?

Se habla de integración vertical cuando una misma empresa se encarga de actividades que tradicionalmente se habían delegado en terceros. La empresa puede crear o adquirir otras empresas a través de las cuales pueda autoabastecerse de los suministros de los materiales e insumos, o hacerse cargo de algunas o de la totalidad de las tareas relacionadas con la distribución de los bienes que produce.

 

Historia

La historia de la integración vertical se inicia a mediados del siglo XIX, en concreto en el sector metalúrgico y de la gran industria. Los fabricantes vieron en el acero su particular forma de integración vertical, de modo que adquirieron las minas y las vías férreas que transportaban los minerales, con lo que se consiguió tener todo el proceso productivo bajo su dominio.

 

New Call-to-action

 

Otros sectores de la industria pronto copiaron el modelo. En el siglo XX, el más importante de todos ellos pasaría a ser el petróleo. Las empresas extractoras se hicieron cargo de la construcción de los oleoductos y gasoductos, del transporte del crudo en grandes barcos, y de la construcción de las refinerías. De este modo, surgieron las grandes multinacionales del sector.

A partir del siglo XXI, la protagonista ha pasado a ser la industria agroalimentaria, que, en muchos casos, ha pasado a integrar en una única empresa toda la cadena de producción y distribución de los alimentos.

 

Tipos de integración vertical

  • Integración vertical hacia atrás:

Las compañías crean empresas subsidiarias que producen los materiales utilizados en la fabricación de sus productos finales.

  • Integración vertical hacia delante:

La compañía crea empresas subsidiarias que distribuyen o venden sus productos tanto a los consumidores como para su propio consumo.

  • Integración vertical compensada:

La compañía establece empresas subsidiarias que producen y distribuyen los materiales en ambas direcciones.

 

Criterios de medición de integración vertical

  • Valor añadido:

Una compañía está más integrada cuanto mayor valor añade. Este valor añadido se toma en relación al volumen de ventas de la empresa.

  • Ratio vertical:

Se considera que es positivo cuando supera el 70% en proporción de bº atribuibles a las actividades relacionadas con el ciclo productivo principal.

  • Nº de fases del ciclo productivo completas:

A mayor número de fases que realiza de forma completa la compañía mayor grado de integración vertical reconocible.

  • Volumen de transferencias internas:

Cuanto mayor es el volumen de transferencias que se realizan dentro de la propia empresa mayor es el volumen de integración vertical de la misma.

  • Grado de propiedad:

Finalmente, otro de los criterios de medición de integración vertical dependerá de la propiedad y del control de los activos, que será mayor si son propiedad y son controlados por la propia compañía.

 

Objetivos, estrategias, razones y ventajas

  • Reduce considerablemente los costos de producción desde el sector primario y logra economías de escala en cada filial al eliminar los márgenes que normalmente quedan en manos de terceros.
  • Asegura una continuidad del suministro y calidad de los productos que permitan mantener una ventaja competitiva y una oferta diferenciada.
  • Conlleva una mayor capacidad de negociación.
  • Puede hacer un mejor planteamiento del trabajo así como tener un mejor control sobre los procesos que permite enfocarse en una mayor generación de valor para el cliente al reducir la dependencia de terceros.
  • Al compartir recursos humanos y materiales, un grupo de empresas también puede lograr mayor eficiencia al compartir diferentes actividades y poder crear sinergías.
  • Tiene la capacidad de fijar los precios la empresa por sí misma y ejercer un mayor control sobre estos.
  • Sirve directamente a los clientes y al tiempo obtener valiosa información del mercado al estar más cerca del consumidor final.
  • Permite la existencia de mayores economías de alcance derivadas de un mejor aprovechamiento de los recursos, que pueden ser compartidos.
  • Reduce los procesos intermedios, como los derivados de la logística.
  • Reduce los coste de las transacciones.
  • Obtiene unos márgenes mayores y, con ello, una mejor rentabilidad del negocio.

 

Riesgos e inconvenientes

  1. Mayor exposición a las fluctuaciones al estar todo el tejido empresarial conectado.
  2. Mayor dificultad para adaptarse a los cambios, ya que necesita reorientar el conjunto de todas las empresas.
  3. En ciertos momentos, la filial puede trabajar con costes de producción superiores a los de proveedores externos.
  4. La capacidad de innovación de una empresa integrada verticalmente es más complicada en estos casos.
  5. La complejidad organizativa de un consorcio es considerablemente superior a la de una empresa mediana y que cuenta con una labor muy especializada.
  6. La afinidad de los trabajadores con una empresa de tal tamaño acostumbra a ser baja.

 

Ejemplos

  • Apple:

En el caso de Apple, se trata de una empresa que se encarga casi de la totalidad de los pasos a la hora de realizar sus productos. Diseña, produce los componentes electrónicos, los ensambla en sus fábricas, los promociona y los distribuye.

  • Google Fi:

Project Fi es el operador móvil virtual de Google. Se trata de una paso en la dirección a la integración vertical hacia adelante de Google, pues le sitúa en el papel de una teleoperadora.

 

New Call-to-action