compatibilidad electromagnética Tiempo de lectura: 2 minutos

¿EN QUÉ CONSISTE?

La compatibilidad electromagnética es la habilidad de un sistema, equipo o producto de funcionar correctamente, sin causar interferencias electromagnéticas a otros equipos pero, al mismo tiempo, ser insensible a las emisiones que puedan causarle otros sistemas.

La compatibilidad electromagnética es la rama de la tecnología electrónica y de telecomunicaciones que estudia los mecanismos para eliminar, disminuir y prevenir los efectos de acoplamiento entre un equipo eléctrico o electrónico y su entorno electromagnético, aún desde su diseño, basándose en normas y regulaciones asegurando la confiabilidad y seguridad de todos los tipos de sistemas en el lugar donde sean instalados y bajo un ambiente electromagnético específico.

Se dice que un equipo es electromagnéticamente compatible cuando funciona en un ambiente electromagnético de forma satisfactoria y sin producir interferencias o perturbaciones electromagnéticas que afecten la operación normal de cualquier aparato o dispositivo que se encuentra en ese ambiente.

 

FUNCIONES

Entre las principales funciones de la compatibilidad electromagnética está garantizar que los dispositivos, equipos o sistemas funcionen satisfactoriamente en presencia de otras fuentes electromagnéticas, a la vez que no afecten a otros sistemas, equipos o dispositivos como tampoco al entorno que lo rodea, especialmente referido a los seres vivos. Con respecto a la salud humana, esta disciplina aborda el tema de los posibles perjuicios causados por ciertos equipos electrónicos.

 

New Call-to-action

 

Además, la compatibilidad electromagnética fija normatividad para evitar que algunos equipos altamente sensibles o vitales sean afectados por alguna contaminación electromagnética, como es el caso de implementos médicos en un hospital o un equipo auxiliar en aeronavegación.

 

INTERFERENCIAS ELECTROMAGNÉTICAS

Las interferencias electromagnéticas (EMI) se definen como la energía electromagnética proveniente de sus generadores que afecta de manera adversa, creando respuestas indeseables como funcionamiento degradado del sistema receptor. Pueden ser continuas o transitorias.

 

REGLAS BÁSICAS

Las tres reglas básicas del buen diseño de un equipo electromagnéticamente compatible son:

  • El equipo no causa interferencias a otros equipos.
  • El equipo no es susceptible a emisiones de otros equipos.
  • El equipo no se causa interferencias a si mismo.

 

APLICACIONES

  • Automoción
  • Aeronáutica
  • Equipamiento médico
  • Equipamiento industrial
  • Electrónica de consumo
  • Electrónica profesional

 

IMPORTANCIA

La importancia de la compatibilidad electromagnética en el mundo tecnológico es tal que toda la tecnología debiera ser caracterizada y probada bajo estándares de compatibilidad, pues el hecho de hacer una prueba electromagnética permite estar bajo términos asociados a certificaciones de la industria que permiten usar y vender los productos e incluso permitir que dicho aparato esté en contacto con el cuerpo humano. Sin embargo, no siempre es así.

Las pruebas de compatibilidad electromagnética son de alto costo ya que garantizan que de obtener el estándar que establece los límites de emisión electromagnética irradiada o conducida, el producto podrá ser vendido bajo normatividad de compatibilidad electromagnética en el mercado internacional.

Es importante hacer estas pruebas para no generar problemas de salud al ser humano, pues con señales de alta intensidad puede generarse un daño a las células. También porque donde esté colocado un sistema bajo otro o semejante, estos no deben interferir unos con otros, es decir, evitar que actúen como control remoto entre los sistemas.

 

New Call-to-action