agricultura 4.0 Tiempo de lectura: 3 minutos

La agricultura es otro de los sectores de la industria que se están viendo beneficiados por las grandes novedades que está proporcionando la tecnología en los últimos años. Gracias a estas novedades la agricultura consigue ofrecer cada vez unos mejores resultados a sus profesionales.

 

Contextualización de la agricultura 4.0

Gracias a la tecnología, la sociedad ha sido capaz de evolucionar y progresar con el paso de las eras. La agricultura es un sector visto de forma principalmente tradicional, pero que también está descubriendo que gracias a las mejoras tecnológicas es capaz de avanzar de una manera notable. A través de los nuevos recursos tecnológicos la agricultura afronta el reto de proporcionar a la sociedad lo necesario para que millones de personas puedan seguir alimentándose y disfrutando de los productos más naturales. Esta situación es necesaria para enfrentarse a los retos que vienen en el futuro y que van a necesitar que la agricultura adopte lo mejor de los avances tecnológicos.

 

Agricultura de precisión

Hay dos grandes objetivos que se busca potenciar por medio de la introducción de los últimos avances tecnológicos en el sector de la agricultura:

  • Adaptabilidad en los sistemas de producción
  • Aumento de eficiencia en el trabajo diario

 

En el primero de los casos, la idea es que hacer uso de nuevos sistemas tecnológicos, como una mejor rotación de los cultivos, ayude a que los niveles de producción sean más satisfactorios. Significa que se aproveche siempre el 100% del 100%, algo que sin la tecnología es difícil lograr. Por su lado, aumentar la eficiencia es posible si se optimiza el uso de los recursos, algo que lleva directamente a considerar el término de agricultura de precisión.

New Call-to-action

En este contexto se entiende que esta precisión habla de no desperdiciar agua, fitosanitarios o fertilizantes. Para lograr ambos procesos es necesario hacer uso de la información más exhaustiva, algo que en este caso proporciona la tecnología. ¿Pero qué hay que hacer para que esto sea posible? Los retos son los siguientes:

  • Hay que sensorizar las explotaciones agrícolas y para ello hay que reducir los niveles de consumo de los sensores y mejorar las conexiones de comunicaciones.
  • Usar drones que transmitan los datos con más facilidad.
  • Almacenar y procesar los datos con eficiencia.
  • Interconectar todas las herramientas de la agricultura 4.0 a través de la nube.

 

Bases de datos genéticas

La información que proporciona el uso de tecnología 4.0 va más allá de aumentar la productividad y la eficiencia en los cultivos. Con los recursos tecnológicos se puede mejorar la forma en la que se comercializan estos productos, dirigiéndolos exactamente hacia un punto de venta específico al conocer al máximo las cualidades de ese alimento (como el nivel de azúcar de una fruta, por ejemplo). Para potenciar el uso de la tecnología, esta se da de la mano con la fitogenética, que usa el análisis genético y las bases de datos especializadas para potenciar la obtención solo de los mejores resultados.

 

El futuro

Con la tecnología y la agricultura 4.0 se abren nuevas oportunidades para los profesionales de la industria que les proporcionarán ahora y en el futuro más beneficios y un mayor ahorro de recursos. Se puede comprobar con casos concretos:

  • Agricultores que aprovechan la tecnología para producir bioestimulantes y bioinsecticidas que son sanos para el medio ambiente y garantizan cultivos totalmente beneficiosos para las personas. Esto abre un nuevo frente para la existencia de alimentos sin residuos.
  • Satélites que vigilan cultivos y transmiten información a los agricultores con la cual pueden realizar mejores trabajos y optimizar sus procesos.
  • Existencia de un marketplace donde los agricultores se benefician de un trabajo interconectado entre sí para ahorrar recursos.
  • Sistemas que analizan el daño de los insectos en los cultivos gracias al análisis de feromonas.
  • Robots de riego inteligentes que se ocupan de administrar el agua para que no se pierdan recursos en los campos.

 

Calidad en la agricultura 4.0

Como forma de implementar la agricultura 4.0 entre los profesionales del sector hay que utilizar el análisis de imágenes y herramientas tecnológicas avanzadas como las cámaras lineales 3CCD CV-L107CL de Jai. Con ellas es posible captar toda la información de los cultivos, desde el tamaño hasta los colores y las formas de, por ejemplo, el trigo. Las muestras obtenidas son analizadas por los sistemas de visión, que se ocupan de proporcionar la información adecuada para poder optimizar los cultivos y que siempre rindan al 100%.

 

New Call-to-action