maquina de embalaje Tiempo de lectura: 3 minutos

El embalaje es uno de los procesos fundamentales en cualquier tipo de industria, dado que asegura que los productos se podrán trasladar de forma eficaz de un lugar a otro. Para ello es necesario sacar partido de una máquina embalaje que se ocupe de proceder de forma conveniente dependiendo de cada caso.

 

Concepto

Para embalar se necesitan las máquinas mejor preparadas que se encarguen de afrontar cualquier tipo de embalaje, ya sea necesario realizarlo en un estuche, en una caja de madera, en un expositor o incluso en un sistema wrap up como los que se usan cada vez más. Del correcto embalado dependerá que los productos puedan trasladarse con eficacia de las fábricas a los centros de distribución y proveedores y de estos a las manos de los clientes.

 

Tipos

Hay diferentes tipos de máquinas de embalaje que principalmente se dividen en dos grupos dependiendo de si son manuales o si trabajan de una manera automática. Uno de los modelos más frecuentes es la máquina de embalaje de gama envoltura retráctil, cuya finalidad es la sobreenvoltura de todo tipo de productos. Los profesionales pueden optar por máquinas de esta categoría muy distintas entre sí, como las que hacen uso de un sistema de bajo consumo que al usarse esporádicamente son manuales. Las automáticas reciben el nombre de soldadoras angulares, concentrándose en series largas de embalaje.

New Call-to-action

También hay máquinas horizontales que tienen un especial interés en el sector de la publicidad. Y no hay que olvidarse de la gama de enfajado retráctil, entre las que hay máquinas con más o menos prestaciones, destacando la semiautomática por su versatilidad para envolver cualquier tipo de objeto.

Las enfajadoras en línea se ocupan del embalaje de productos en los que se tiene que prestar una especial atención a la longitud que tiene la mercadería a envolver. Son sistemas en los que se puede colocar el producto a mover en unas bandas motorizadas que luego se envolverá con el trabajo de una mordaza al final. También hay máquinas auxiliares que aportan otras ventajas, como es el caso del Ergopack, que se concentra en ayudar al flejado. Otras alternativas útiles son la maquinaria que permite configurarse en su dirección y es de pequeño tamaño, así como el spácker flexible o rígido que ayuda en el embalado de artículos planos.

 

Inspección

La automatización que ha llegado al sector industrial en los últimos años ha permitido que la inspección de embalajes aumente de velocidad y eficacia. Este proceso de inspección confía ahora en la visión artificial para asegurarse de que todos los números de lote y las fechas coinciden con los valores que tienen que incluir. Es necesario debido a que un error en este campo podría provocar la pérdida de la trazabilidad y la devolución de artículos. También hay que asegurarse de que el embalado de alimentos es el correcto, manteniendo las propiedades naturales del producto y evitando que accedan al interior agentes de tipo contaminante.

La consecución de estos objetivos se logra con la visión artificial industrial, que trabaja activamente en situaciones como:

  • Detectar que el llenado está al nivel adecuado
  • Verificar los tapones
  • Controlar la calidad del sellado
  • Leer códigos 2D y códigos de barras
  • Leer ópticamente OCR
  • Verificar la colocación de las etiquetas
  • Comprobar la cantidad de artículos incluida en los palets o las cajas
  • Inspeccionar colores a todos los niveles

 

Estos son servicios que los sistemas de visión artificial, como la cámara inteligente modelo BOA SPOT de Teledyne Dalsa proporcionada por Infaimon, proporciona. Esta cámara cuenta con las últimas innovaciones del mercado, como un sistema de iluminación y software interno, lo que significa que no hay que conectarla a ningún ordenador para que realice su trabajo.

 

New Call-to-action