marketing industrial Tiempo de lectura: 2 minutos

Conceptos

Dentro del marketing, hay un mercado que no puede obviarse. Es el marketing industrial o B2B (business to business). Este mercado se diferencia del marketing tradicional, enfocado a una relación directa con el consumidor, en que el cliente es otra empresa, que adquirirá cierto producto o servicio con un objetivo puramente industrial. De este modo, lo usará en su cadena de producción o será vendido en mercados mayoristas, previa compra en un sector mayorista diferente.

El marketing industrial está orientado a mejorar las prestaciones técnicas del producto, que será el que determinará el precio de venta. De hecho, en una economía cada vez más globalizada, el marketing industrial se perfila como una de las principales herramientas a la hora de añadir valor a un producto que, aunque no esté destinado al cliente final, definirá el éxito o fracaso de muchas estrategias empresariales.

Características

Dentro del mercado industrial, las compañías se enfrentan a procesos de venta largos y donde hay poco margen de maniobra debido a la importante inversión que pueden llegar a suponer. De este modo, es importante enfocar la acción a conseguir aumentar sus beneficios y, para conseguirlo, será necesario desarrollar una estrategia de marketing industrial. Este marketing está caracterizado por procesos de venta largos, reflexivos y a la vez complejos.

Importancia del marketing industrial

La importancia del marketing industrial queda patente en el hecho de que se trata de un sector que necesita de una serie de productos exclusivos y muy concretos. De este modo, es necesario que exista una tecnología y un segmento muy especializado que sea capaz de ofrecerlos pero, al mismo tiempo, que tenga unas proyecciones de ventas lo suficientemente holgadas como para poder mantener a flote la propia empresa.

 

New Call-to-action

 

Esto implica que sea necesario llevar a cabo estrategias de marketing industrial destinadas tanto a ganar nuevos clientes como a fidelizar aquellos con los que ya se ha trabajado o se trabaja. Se trata de una inversión necesaria que, si bien puede conllevar un capital considerable de los recursos, ofrece unos beneficios de retorno mucho mayores.

Objetivos

El principal objetivo del marketing industrial es aumentar los contactos con clientes potenciales. Esto se deriva de la complejidad del mercado en el que nos encontramos, ya que, a diferencia de lo que puede suceder en el marketing tradicional, el número de clientes potenciales es mucho más limitado, por lo que la creación de conexiones y de valor añadido de nuestra marca es fundamental.

Ventajas del marketing industrial

El perfil de las compañías industriales es un perfil con una identidad digital limitada. Sin embargo, hoy en día los negocios que no estén posicionados correctamente en la red no conseguirán sus objetivos. De este modo, el marketing industrial está enfocado a ampliar la presencia de estas empresas al mismo tiempo que potencia la estrategia digital mediante un enfoque B2B con una serie de metas muy concretas:

  • Aumentar la cifra de ventas
  • Adaptarse a los cambios y evolucionar como compañía
  • Internacionalización del mercado gracias a Internet
  • Mejorar la posición respecto a la competencia
  • Control y optimización de los recursos disponibles

Las empresas del sector industrial deberán incorporarse a la digitalización empresarial. El hecho que hasta ahora se haya tratado de un sector rezagado no le favorece. De hecho, aquellas empresas industriales que no lo hagan en los próximos años, terminarán siendo la parte más vulnerable del sector.

 

New Call-to-action