pantalla capacitiva Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Qué es?

Una pantalla capacitiva es un tipo de sensor capacitivo que está conformado por una capa de aislamiento eléctrico y que está recubierto de un conductor transparente. Dado que el cuerpo humano es un conductor eléctrico, cuando se establece contacto con la superficie de dicha pantalla, se genera una distorsión del campo electromagnético de la misma. Este campo se mide gracias al cambio de la capacitancia, también denominada capacidad eléctrica.

Para ello se pueden usar diferentes tecnologías. La posición se deberá enviar al controlador para que se proceda al procesamiento. Además, este tipo de pantallas, permiten obtener una imagen de mayor calidad, con una respuesta mejorada y, en algunos casos, se permite el uso de varios dedos al mismo tiempo. No obstante, se trata de pantallas más caras y que no se deberán usar con un puntero de tipo común, sino que requerirán un puntero específico para una pantalla capacitiva.

 

Breve histórico

La primera persona en desarrollar una pantalla táctil fue E. A. Johnson, en el año 1965. No obstante, la tableta, con capacidad de detección de un único toque, no fue patentada hasta 1969, y fue la tecnología que se utilizó hasta el año 1995 en las tareas de control de tráfico aéreo.

 

New Call-to-action

 

Al mismo tiempo, Bent Stumpe y Fran Beck, científicos que trabajaban en el CERN, fueron los primeros en crear una pantalla táctil capacitiva y transparente. Esto tuvo lugar a principios de los años 70 del siglo XX. Sin embargo, esta pantalla se basaba en ofrecer presión sobre un objeto en la superficie, lo que supuso la creación del stylus.

 

¿Cómo funciona una pantalla capacitiva?

Este tipo de pantallas son las que nos rodean actualmente. De hecho, son las pantallas de la mayoría de los teléfonos móviles actuales. El funcionamiento se basa en que una masa fija, que es la propia pantalla, está cargada de electricidad. Esta carga es plan y estática. Sin embargo, cuando hacemos presión sobre la pantalla, esta carga eléctrica cambia, lo que provoca que deje de ser plana y, de esta forma, se detecta el área donde se ha ejercido presión.

 

Puntos de contacto

Cuando se quiera usar una pantalla con capacidad de detección de varios puntos de contacto, por ejemplo cuando se hace zoom con dos dedos, además de la propia pantalla, se necesitará un software especial. Este software debe ser adecuado y lo suficientemente potente como para entender lo que está pasando en la pantalla respecto al campo eléctrico para no confundir los puntos que se están presionando.

 

Ventajas

Una pantalla capacitiva trabaja por capacitancia. Esto implica que conlleva una experiencia mucho más rápida e intuitiva a la hora de que el usuario la utilice. Estas pantallas no requieren ningún tipo de presión o fuerza para llevar a cabo la acción. Por el contrario, basta con apoyar el dedo de forma suave sobre la pantalla.

Otra ventaja la encontramos en que se trata de un sistema que ofrece la capacidad de soportar varios toques de pantalla al mismo tiempo, lo que se conoce como multi-touch. De este modo, se puede ampliar todavía más la velocidad de interacción al permitir ejecutar diferentes órdenes al mismo tiempo.

 

New Call-to-action