producción en cadena Tiempo de lectura: 3 minutos

Definición

La producción en cadena, también llamada producción en serie o producción en masa, se refiere a la fabricación de un bien a partir del ensamblaje de las diferentes piezas que se irán incorporando a medida que vayan pasando por determinados centros de trabajo, en el que cada trabajador llevará a cabo una tarea específica.

La producción en cadena supone un claro avance en la era industrial del siglo XX, especialmente en el sector de la automoción. Henry Ford fue quien lo implantó en Estados Unidos en el primer modelo de línea de montaje de producción en masa para ensamblar automóviles a gran escala. Esto produjo una revolución en sector y abarató los costes a la hora de fabricar los coches, lo que se tradujo en vehículos más accesibles para la clase media del momento, que años atrás no hubiera podido acceder a este tipo de producto de no haber sido por la producción en masa. A partir de ahí, la producción en serie se popularizó en todos los sectores industriales.

 

Historia

La producción en cadena surgió en la Revolución Industrial (siglo XIX) como forma de organizar la producción en la que cada trabajador se especializaba en una función específica de la producción, manejando también máquinas mejor desarrolladas tecnológicamente y elevando la calidad de producción y tiempos de producción por unidad. Hoy en día parece completamente normal pero, en aquellos tiempos, supuso un paso fundamental de la producción artesanal tradicional a la nueva fabricación industrial.

Taylorismo:

Surge a principios del siglo XX, y se basa en la división de las tareas del proceso de producción. Debe su nombre al ingeniero y economista Frederick Winslow Taylor que desarrolló el modelo teórico.

Fordismo:

Debe su nombre a Henry Ford, que fue quien lo aplicó por primera vez en Estados Unidos al mismo tiempo que modernizaba el sistema de Taylor y, creando de hecho, la producción en cadena moderna.

 

New Call-to-action

 

Ford impulsó la producción en serie, la línea de montaje, la estandarización, la intercambiabilidad de piezas, así como proteger los derechos de los trabajadores.

Toyotismo:

El Fordismo fue sustituido por el Toyotismo en los años 70 del siglo XX. Este modelo apostaba por una mayor diversificación y flexibilidad frente a la rigidez de los modelos predecesores.

 

Tipos

Tradicionalmente, las formas de organizar la producción en la industria manufacturera de la siguiente manera:

Producción fija:

En este tipo de producción los productos a fabricar están siempre en el mismo sitio y son los trabajadores los que se van desplazando. Es muy usado en productos de gran tamaño y difíciles de mover, así como en productos que se fabrican en cantidades pequeñas.

Producción por procesos:

En este caso, las actividades similares se agrupan en las mismas zonas de la instalación y los productos se van moviendo de una zona a otra según las operaciones que necesiten llevarse a cabo.

Producción por productos:

También llamada producción en cadena, en masa o en serie. Consiste en crear una línea de fabricación para cada tipo de producto. Este tipo de producción requiere una mayor inversión en maquinaria que los modelos anteriores, pero también conlleva una mayor capacidad de fabricación.

 

Ventajas y desventajas

Ventajas de la producción en cadena:

  • Ideal para producciones homogéneas.
  • Usada sobre todo cuando necesitamos una gran capacidad de producción
  • Es fácil de automatizar.
  • Nos permite ahorrar costes y tiempos de producción y, por lo tanto, abaratar los costes del producto.

Desventajas de la producción en cadena:

  • Requiere de una alta inversión en maquinaria.
  • En el caso de que haya muchas fluctuaciones de demanda, puede dar problemas.
  • Es necesario reprogramar las máquinas cada vez que se cambie el producto a fabricar.

 

New Call-to-action