robot colaborativo Tiempo de lectura: 3 minutos

En el año 1995 nació Cobot, un concepto que representa la esencia del Robot Colaborativo, y que se presentó de la mano de la Fundación General Motors. La intención del mismo era dar forma a robots tan eficientes y seguros que pudieran compartir espacio de trabajo con las personas. Décadas después, los Cobots ya se encuentran trabajando en las fábricas y están demostrando los beneficios de los robots colaborativos.

 

¿Qué aportan?

Hay ciertos rasgos que dentro de un entorno de trabajo solo pueden aportar las personas, mientras que otros quedan en manos de las entidades robóticas. Mientras los humanos tienen capacidad para resolver situaciones complejas, ofrecen flexibilidad ante todo tipo de problemas y muestran una destreza sin precedentes y con capacidad de mejora, los robots colaborativos destacan por tres rasgos:

 

  • Precisión en el trabajo que realizan
  • Resistencia sin límites
  • Gran capacidad de fuerza

 

Características

La gran ventaja de implementar robots colaborativos en el área de trabajo es que no tienen que estar separados de las personas, dado que ofrecen una integración absoluta con su presencia. Tienen, así mismo, tres rasgos principales que los determinan:

  • Son flexibles
  • Su instalación no requiere gran complicación
  • Son muy ligeros

 

Robots colaborativos versus robots sensitivos

Dado que hace décadas que se presentaron los robots colaborativos, es lógico imaginar que en este tiempo han evolucionado y mejorado con novedades. Lo último que se ha hecho para potenciar la presencia de estos robots en las fábricas es darles sensibilidad.

New Call-to-action

Es así como han nacido los robots sensitivos, que adoptan todo lo que representa a los robots colaborativos, pero con la sensibilidad como factor fundamental. La mejor demostración de ello la da el robot LBR iiwa, que dispone de sensores de esfuerzo para un contacto más sensible y una forma redondeada dirigida a evitar producir daños.

 

Seguridad

Todo es seguridad trabajando al lado de un robot colaborativo. No hay que usar barreras de protección debido a que estas máquinas tienen en cuenta que puedan ocurrir situaciones de contacto. Para ello tienen sistemas que les permiten controlar la fuerza dependiendo de la situación, por lo que si el robot ve que ha encontrado un obstáculo de manera inmediata reducirá la fuerza de la que está haciendo uso. Los avanzados sensores de estos robots evitan cualquier tipo de colisión e incluso se pueden desconectar antes de producirse un impacto para que no se produzcan incidentes que haya que lamentar.

 

Aplicaciones

Gracias a la introducción de los robots colaborativos en las fábricas podemos beneficiarnos de aplicaciones como las siguientes:

  • Control de calidad: se combina una cámara de visión artificial con los brazos robóticos, encontrando con rapidez aquellas piezas que no están bien fabricadas.
  • Pick & Place: la paletización y despaletización aumenta su velocidad de forma considerable.
  • Análisis en laboratorios: los robots realizan tareas repetitivas de forma objetiva.
  • Ensamblaje: facilidad para el ensamblado de metales, plásticos y todo tipo de materiales con velocidad y eficacia.
  • Atornillado: más calidad gracias a un alto nivel de velocidad y precisión.
  • Pulido: las superficies son constantes y desaparecen los entornos irregulares.

 

No obstante, hay muchos otros aspectos en los que los robots colaborativos son eficientes, aportando multitud de ventajas a la industria.

 

Ventajas

Podemos organizar las ventajas de los robots colaborativos alrededor de cuatro pilares:

  • Inteligencia y seguridad: trabajando con Cobots no se plantea que se produzca ningún tipo de incidencia.
  • Precio: la inversión a largo plazo es muy reducida en comparación al trabajo que habría que hacer sin los robots. Estas máquinas se reaprovechan en diferentes campos con el paso del tiempo.
  • Aprendizaje y flexibilidad: el sistema intrínseco de aprendizaje de los Cobots los hace perfectos para que puedan aprender patrones a replicar. También se pueden actualizar con nuevas tareas y órdenes que les permitan seguir siendo útiles aún habiendo acabado su trabajo inicial.
  • Transporte: no hay que realizar grandes gestiones para transportar los Cobots debido a lo fácilmente que se pueden llevar de un lado a otro, siendo herramientas muy adaptativas a la situación del negocio.

 

Todo ello ha llevado a que los robots colaborativos se extiendan y que a día de hoy sean una de las opciones más buscadas por empresas de todos los sectores.

 

 

New Call-to-action