Tiempo de lectura: 2 minutos

Los ingenieros de Ford Motor Company utilizan un sistema de mapeo 3D para la inspección de  la transmisión trasera, de la serie F, de camionetas Ford. Creando modelos 3D permite un mejor análisis de las piezas de la transmisión posterior de las camionetas, lo que garantiza una conducción más suave y silenciosa.

La utilización del sistema de mapeo 3D surgió porque los engranajes hipoides del eje de transmisión trasero hacen que sea imposible inspeccionar ambos lados de los dientes del engranaje en una única imagen.

En primer lugar, se contruyó una estación para marcar uniformemente con spray todos los componentes de la transmisión, explica Gino Catenacci, gerente de ingeniería de Ford Motor Company. Una vez marcadas las piezas, los engranajes son puestos en movimiento y entran en contacto con un patrón, de esa forma se crea un patrón de contacto. A partir de ahí, un sistema de cámaras lineales e iluminaciones infrarrojas capturan ese patrón y separan cada diente del engranaje para determinar si  hubo o no modificaciones y si están conformes con las especificaciones.

El sistema de visión utilizado por Ford está compuesto por un par de cámaras lineales e iluminaciones infrarrojas capaz de capturar 9000 imágenes de 1024×1 píxeles por segundo en ambos lados del engranaje. Las imágenes 2D capturadas son convertidas en imágenes 3D para comparar con un modelo 3D ideal. Las piezas que no se encuentran exactamente dentro de los patrones establecidos son inmediatamente descartadas.

Fuente: Ford Motor Company


Imagen de previsualización de YouTube