Tiempo de lectura: 1 minuto

En la última década, las tecnologías ópticas han contribuido ampliamente a mejorar los sistemas de seguridad con nuevos métodos de encriptación de la información y diseñando nuevas etiquetas de identificación para tareas de vigilancia o seguimiento, entre otros aspectos.

Habitualmente, se combinan señales o factores de identificación de diferentes categorías para producir una autenticación multifactorial que sólo da positivo en caso de que todas las señales sean identificadas. Esto es especialmente común en aplicaciones de alta seguridad que tienen estrictos requerimientos de identificación.
En el Departamento de Óptica y Optometría de la Universidad Politécnica de Cataluña han diseñado una nueva técnica para la encriptación-verificación que relaciona por primera vez los siguientes 4 elementos: encriptación multifactorial, una etiqueta de identificación con una señal identificativa fuera del espectro visible, lectura de datos en el espectro NIR y procesado óptico. Uniendo las ventajas de estos 4 elementos han obtenido un sistema de seguridad altamente confiable.
Para el análisis de la etiqueta de identificación en el espectro NIR (entre 900 y 1700nm) han utilizado una cámara con sensor InGaAs de Xenics, una XEVA-1.7-640, con una resolución de 640×512 píxeles. La verificación experimental de los resultados demuestra la viabilidad de la propuesta y su coincidencia con los resultados obtenidos en simulaciones numéricas. El sistema resulta robusto, inmune al efecto de posibles rasguños en las etiquetas de identificación.