smart factory Tiempo de lectura: 3 minutos

Conceptos

La automatización empieza a llegar a las fábricas a partir de la primera revolución industrial. De hecho, desde sus inicios, siempre se ha buscado automatizar al máximo cualquier proceso con el objetivo de lograr reducir los costes y esfuerzos del trabajo. Actualmente, gracias al uso de aplicaciones de IA (Inteligencia Artificial) y al creciente aumento de los sistemas ciberfísicos, se pueden combinar los procesos comerciales con las máquinas físicas llevando a cabo un proceso de automatización más eficiente, dando lugar a la smart factory.

Así mismo, además de uso de IA, otro elemento fundamental para conseguir poner en funcionamiento el concepto de la smart factory como tal, es contar con un entorno conectado. Esto se ha conseguido gracias a tecnologías como el IoT (internet de las cosas) y el Big Data. El uso de estas dos tecnologías permite suministrar y procesar datos en tiempo real y a la velocidad necesaria para que las IA tengan capacidad real de automatización completa de los procesos industriales, con lo que se da lugar a la smart factory en su evolución más desarrollada.

 

Características de la smart factory

  • Entorno conectado:

Hace referencia al uso del IoT, y se ve reflejado en el hecho de que todas las máquinas que participan en los procesos de producción cuentan con sensores y transmisores de datos.

  • Fábrica optimizada:

La smart factory es una fábrica que optimiza los recursos disponibles, tanto desde una perspectiva de materiales como de activos de cualquier tipo.

 

New Call-to-action

 

  • Transparencia en el uso de datos:

Al contar con la capacidad de analizar una gran cantidad de datos, la smart factory ofrece mayor seguridad y transparencia de cara a disponer de datos fiables y fidedignos.

  • Sistema proactivo:

El sistema en el que trabaja la smart factory ofrece una retroalimentación continua, lo que incorpora un flujo de datos en ambas direcciones.

  • Mayor flexibilidad:

Como consecuencia de todo lo anterior, nos encontramos en un sector industrial altamente flexible y capaz de adaptarse con mayor velocidad y éxito a cualquier imprevisto que pueda acontecer.

 

Tecnologías

  • Big Data y análisis de datos
  • Simulación
  • Sistemas orientados a la integración vertical
  • Sistemas orientados a la integración horizontal
  • Robots autónomos
  • Internet de las cosas (IoT)
  • Ciberseguridad
  • Cloud computing
  • Fabricación aditiva

 

Industria 4.0

La smart factory es la fábrica propia del sector de la Industria 4.0. Esta industria hace referencia a la cuarta revolución industrial, y está caracterizada por una automatización completa de los procesos de producción gracias a la implementación de la tecnología del IoT. De hecho, el IoT original, en los entornos industriales, evoluciona para dar lugar al IIoT (Industrial Internet Of Things). Es decir, se trata de un internet de las cosas adaptado especialmente a las necesidades y requisitos del sector industrial.

 

Expectativas

Hoy en día nos encontramos todavía en las primeras fases de la expansión del IIoT. Sin embargo, se trata de un proceso que se ha iniciado y que va a ser imparable. De hecho, llegará a todas las capas de la industria, ya que permite un funcionamiento mucho más eficiente en todos los aspectos posibles. De este modo, en los próximos años veremos como la smart factory se populariza y se extiende a todos los campos de la industria.

Esto se llevará a cabo de forma paulatina pero sin pausa, al mismo tiempo que se realizará adaptándose a cada necesidad y características concretas de cada uno de los sectores industriales existentes. Sin embargo, en todos los casos, se tratará de Industria 4.0, donde la automatización de los procesos y la digitalización de las tareas será la nota predominante.

 

 

New Call-to-action