Tiempo de lectura: 3 minutos

Las ópticas estándares son las más utilizadas en aplicaciones de visión artificial. Sin embargo, por buenas que sean, las ópticas siempre realizan alguna distorsión en la imagen captada. La tecnología patentada de las ópticas Theia, comercializadas por INFAIMON, evita la distorsión de barril que tienen otras lentes y permite capturar imágenes nítidas en un amplio campo de visión.

La distorsión de la imagen puede causar serios problemas en las aplicaciones de visión artificial. Dependiendo de la forma geométrica del objeto a analizar podemos tener problemas con las mediciones del mismo ya que las ópticas estándares se ven afectadas por el ángulo de adquisición de la imagen. Por ejemplo, un rectángulo puede aparecer como una figura geométrica curvada hacia adentro (cojín) o curvada hacia fuera (barril).

Efecto de la distorsión óptica en las mediciones de objetos

Estas dos imágenes a continuación son un claro ejemplo de la influencia de la distorsión óptica en la medición de objetos. La imagen superior ha sido distorsionada artificialmente con una distorsión simétrica de barril (k1 = 0.1), mientras que la imagen inferior es la original sin distorsión. La barra de escala (línea verde) representa 50 cm. Los puntos y líneas rojos son medidas de tamaño realizadas en la imagen distorsionada (sin corrección de lente). Los puntos y líneas azules son las mediciones de tamaño sin distorsión correspondientes (con corrección de lente). El error entre los puntos rojo y azul aumenta con la distancia desde el centro de la imagen.

Cómo corregir la distorsión de barril con Linear Optical Technology

Con el incremento de resolución de las cámaras, también aumenta la necesidad de cubrir grandes áreas, lo que suele implicar el uso de lentes con un gran ángulo de visión (lentes gran angular). Al utilizar lentes sin corrección lineal, los bordes se verán redondeados y, por lo tanto, resultará imposible obtener información de esos sectores. 

El llamado efecto barril u ojo de pez se genera principalmente al usar grandes angulares porque el campo de visión del objetivo es mucho más amplio que el tamaño del sensor de imagen. El campo de visión debe ser apretado para que encaje, lo que da como resultado que las líneas rectas se curven visiblemente hacia adentro y especialmente los bordes exteriores del marco.

Para solucionar este problema, las ópticas de ultra gran angular de Theia comercializadas por INFAIMON cuentan con una novedosa tecnología patentada con corrección del efecto ojo de pez: Linear Optical Technology. Esta tecnología aumenta la resolución de la imagen en los bordes y mejora la probabilidad de reconocer un objeto en comparación con las ópticas de gran angular tradicionales, sin necesidad de utilizar un software de deformación.

Óptica MY125M de Theia con Linear Optical Technology
Óptica MY125M de Theia con Linear Optical Technology

Normalmente, las ópticas poseen la resolución especificada en el centro de la imagen pero, a medida que nos acercamos a los bordes, la resolución cae notablemente. Si bien este punto no es tan crítico en una cámara analógica, resulta fundamental en las cámaras megapíxel, puesto que una de sus grandes ventajas consiste en poder realizar un zoom digital para ver con mayor detalle una determinada escena. A diferencia de otras ópticas en el mercado, Theia presenta una resolución constante en todo su campo visual y permite analizar detalladamente cualquier rincón de la escena sin perder información.

Las ópticas de ultra gran angular de Theia se pueden usar para inspeccionar toda la parte inferior de un vehículo con una sola cámara.

¿Busca la óptica adecuada para una aplicación concreta? Contacte hoy con nuestros expertos y le resolveremos todas sus dudas sin compromiso.