toma de decisiones Tiempo de lectura: 3 minutos

Qué es y cuáles son sus características

La toma de decisiones es el proceso mediante el que se realiza una elección entre diferentes opciones o maneras de resolver un problema. Tiene diferentes aplicaciones, desde situaciones empresariales a situaciones laborales, económicas, de ámbito personal, etc. A la hora de llevar a cabo la toma de decisiones, habrá que elegir entre las disponibles teniendo en cuenta los efectos de resolver un problema actual o potencial.

 

Clasificación de las decisiones

Existen dos grandes tipos de decisiones que se pueden tomar en una toma de decisiones: decisiones programadas y decisiones no programadas. Las decisiones programadas serán aquellas que respondan a una estrategia previamente planteada y con una hoja de ruta bien definida, mientras que las no programadas son lo contrario.

Así mismo, dentro de estos dos grandes tipos de decisiones, se podrán encontrar decisiones que respondan en mayor o menor medida a una o varias de las siguientes características:

  • Irreversibles:

Son aquellas decisiones que no pueden ser cambiadas una vez que se han tomado.

  • Reversibles:

Son aquellas decisiones que sí que pueden ser cambiadas una vez que se han tomado.

  • Experimentales:

No pueden ser terminadas hasta que estén los resultados de los datos preliminares.

 

New Call-to-action

 

  • Condicionales:

Son aquellas que permanecen efectivas mientras que no existan factores externos que la vuelvan inservible.

  • Autoritarias:

Son las decisiones que vienen impuestas desde los puestos de autoridad.

  • Facilitación:

Se trata de un proceso que permite la toma de decisiones mediante la colaboración conjunta del líder con los subordinados.

  • Consultoría:

Son aquellas decisiones que se toman después de consultar la decisión con los subordinados.

  • Delegación:

Es el proceso por el que los líderes pasan la toma de decisiones a los subordinados.

 

Los niveles y los modelos de tomas de decisiones en el contexto empresarial

Niveles:

  • Nivel estratégico:

Lo realiza la alta dirección de la empresa y de él depende la planificación global de la compañía.

  • Nivel táctico:

Se refiere a la planificación de los subsistemas empresariales, se realiza partiendo de los resultados del nivel estratégico.

  • Nivel operativo:

Se refiere al desarrollo de las operaciones cotidianas, aquellas que se llevan a cabo de forma diaria en forma de rutina.

 

Modelos:

  • Modelo racional:

Este modelo busca la elección de las decisiones amparado en la búsqueda de maximizar los beneficios.

  • Modelo de racionalidad limitada:

Se caracteriza por contar con las limitaciones propias del modelo racional. En este caso, pone de manifiesto los procesos de toma de decisiones que siguen de forma habitual tanto personas como equipos.

  • Modelo político:

Este modelo se ve representado en aquellas personas que buscan su propio interés por encima de maximizar los beneficios de la empresa.

 

Capacidad analítica

La toma de decisiones se refiere a la elección correcta entre diversas opciones para concretar un proyecto. En términos básicos, la toma de decisiones es el proceso de definición de problemas, recopilación de datos, generación de alternativas y selección de un curso de acción específico. Para ello, se hace necesario el desarrollo de la capacidad analítica, que es la capacidad de analizar los datos objetivos de los que se dispone a la hora de tomar las decisiones y que van a permitir escoger la solución más acertada teniendo en cuenta toda la información disponible en el momento de la toma de la decisión.

 

Aspectos relevantes y análisis para la toma de decisiones y procesos

  • Análisis FODA:

Permite identificar las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas.

  • Datos previos:

Son necesarios para la resolución de los problemas más complejos.

  • Sin datos previos:

Son las soluciones que se pueden aplicar a los problemas más sencillos.

  • Análisis PEST:

Analiza el entorno externo de la empresa y la manera en que pueda afectarle.

  • Optimización de precios:

Se estudia cómo los precios afectan a la demanda. 

  • Benchmarking:

Es una técnica de comparación que requiere que los ejecutivos selecciones el producto del competidor para compararlo.

 

New Call-to-action