procesos industriales Tiempo de lectura: 3 minutos

Las continuas revoluciones industriales que se vienen sucediendo desde el siglo XVIII han sido cruciales en la evolución del mundo. Estas renovaciones industriales son el detonante de un proceso de transformación tecnológica y productiva que afecta directamente a la sociedad y la economía.

En la actualidad, estamos siendo testigos de la Cuarta Revolución Industrial, también conocida como la era de la Industria 4.0. En esta ocasión, esta transición arranca con la consolidación de las fábricas inteligentes, es decir, de cadenas de producción automatizadas que tienen integradas diversos tipos de tecnologías avanzadas capaces de comunicarse entre sí.

El procesamiento de datos masivos –Big Data-, la conectividad entre dispositivos para intercambiar información –Internet of Things-, o la capacidad de una máquina de tomar una decisión y ejecutar una tarea según la información que recibe –Deep Learning-, es el contexto tecnológico de la Industria 4.0 y la manera en la que una máquina está mejor capacitada para decidir. Simplemente, porque su decisión se basa en datos contrastados. 

Entendiendo las posibilidades de la Industria 4.0, cualquier producción tiene a su alcance la posibilidad de aplicar soluciones tecnológicas que le ayuden a automatizar procesos con la finalidad de ser más eficientes y competitivas.

Visión artificial industrial: aplicaciones y ventajas

La visión artificial industrial es de las tecnologías que cuenta con los sistemas necesarios para capturar y procesar datos a través de imágenes. Sus múltiples aplicaciones y posibilidades para obtener información por medio del análisis de imágenes hacen que este sistema sea muy eficiente en procesos de control de calidad y trazabilidad de productos.

Actualmente, son muchos los robots que trabajan que llevan incorporados cámaras de visión artificial y sensores que captan información, mientras que el software se encarga de procesarla, analizarla y comunicársela al robot para que actúe de forma correcta.

Infaimon - Soluciones de Visión Artificial para la Industria

Esta es la especialidad de INFAIMON, que cuenta con más de 25 años de experiencia en el desarrollo de sistemas de visión artificial aplicables a diferentes actividades, consiguiendo:

  • Entornos industriales con máquinas interconectadas.
  • Optimización de procesos industriales.
  • Un uso más transparente y efectivo de los datos.
  • Procesos productivos flexibles y adaptables.
  • Industrias proactivas que se retroalimentan de los flujos de datos que manejan.

No hay que olvidar que todo este esfuerzo en innovación e inversión en tecnología avanzada ayuda a que las industrias trabajen de forma más eficiente y sostenible, reduciendo costes y aprovechando mejor los recursos a su alcance. 

¿Cómo la visión artificial ha conseguido que la automatización de procesos industriales evolucione?

Los robots inteligentes y los sistemas de visión artificial son de los agentes que hacen posible que la tecnología más disruptiva se aplique en diferentes procesos de producción y que se consigan resultados jamás pensados, debido al uso óptimo de la información.

Si hay algo que ha ido cobrando mayor relevancia con la transformación digital es el poder de la información y la importancia de contar con sistemas capaces de tomar, medir y analizar datos. Y en esto, los sistemas de visión artificial son los verdaderos expertos. 

Las cámaras de visión artificial, junto a los softwares de análisis de imagen, permiten que cualquier proceso de la línea de montaje se pueda automatizar y que las máquinas actúen de acuerdo a la información que procesan y contrastan con los parámetros con las que han sido programados.

De esta forma, la automatización puede ser posible en procesos de identificación de productos, controles de calidad, clasificación y selección de productos, verificación de medidas o detección de defectos o anomalías.

Al mismo tiempo, sabiendo sobre qué producto actúan y cómo deben hacerlo, consiguen ejecutar acciones más precisas y exactas, al mismo tiempo que se consigue hacer un uso más eficiente de los recursos y obtener un producto final más rentable.

En definitiva, la automatización industrial con la intervención de la visión artificial da más autonomía a las máquinas, ya que estas actúan en concordancia con datos reales, exactos y sin márgenes de error o valoraciones subjetivas.

Expectativas de la Industria 4.0

Aunque ya hace años que Alemania introdujo este término para referirse a la integración de la alta tecnología en la industria, aun son muchas las posibilidades de estos nuevos sistemas de producción automatizados e inteligentes.

Y tampoco hay que olvidar que la Industria 4.0 depende de las posibilidades de IoT y de los sistemas ciberfísicos, por lo que la capacidad de la banda ancha -como la llegada del 5G-, o el desarrollo de softwares más sofisticados amplían las aplicaciones de las soluciones tecnológicas.

La carrera por la automatización no pasa desapercibida cuando se calcula que esta nueva era industrial aportará más de 14 billones de dólares a la economía mundial en una década. Una gran motivación para que todos los países quieren explotar sus posibilidades y ser referentes.

Pero, como indican los expertos en Industria 4.0, el reto sigue manteniendo el foco en cómo aprovechar la información que proporciona la tecnología de forma útil y que ayude a mejorar la eficiencia de los procesos.