Tiempo de lectura: 3 minutos

Los sistemas de picking actuales se enfrentan al desafío de tener que reconocer una gran variedad de objetos en distintos escenarios, ejecutar agarres más precisos y reubicar estos objetos con una gran precisión espacial. Las limitaciones de algunos sensores de visión en cuanto a resolución y precisión pueden provocar errores en la detección, recogida y dejada de los objetos, llegando a causar accidentes en el peor de los casos.

Las cámaras 3D Zivid son ideales para sistemas de Bin Picking, por su alto rango de información en color y la información captada en nube de puntos. Estas cámaras están diseñadas para que tu experiencia como usuario sea más intuitiva y cómoda, especialmente si estás iniciándote en los sistemas de visión 3D.

Sensor de visión 3D para un mejor reconocimiento de objetos

La cámara Zivid One+ existe desde hace unos años y está disponible en tres versiones diferentes, según el campo de visión que requiera la aplicación. Abarca desde objetos diminutos y pequeños en bandejas y cajas hasta objetos medianos y grandes, como palés.

La Zivid One+ es una gran cámara, pero algunas aplicaciones más exigentes con las que nos encontramos requieren una calidad de imagen y una fidelidad aún mayores, un mejor reconocimiento de los objetos, una recogida y dejada precisa de piezas muy pequeñas y un funcionamiento de alta velocidad.

Habitualmente nos enfrentamos a la necesidad de distinguir múltiples objetos de distinto tamaño y color con superficies brillantes o reflectantes. La Zivid Two se diseñó específicamente para este tipo de aplicaciones de picking, con un sensor de visión 3D similar al humano que lleva la IA y los algoritmos de detección un paso más allá.

Cámara 3D de alta definición y calidad industrial

La cámara Zivid Two de alta definición y calidad industrial es estable desde el punto de vista térmico y mecánico, por lo que los errores de veracidad son inferiores al 0,2%. Esto reduce considerablemente el número de errores de captura y permite manipular los objetos más pequeños. La cámara 3D también es extremadamente rápida, con la mayoría de las escenas capturadas en 100 ms, y las tomas de mayor rango dinámico en menos de 0,3 segundos.

Imaginemos la dificultad de distinguir todos los objetos que una persona coloca en una bandeja en el control de seguridad del aeropuerto: teléfonos inteligentes, monedas, llaves, alimentos, fundas de gafas, sombreros, bolígrafos, guantes, etc. Una cámara 3D debe ser capaz de reconocerlos a gran velocidad. La calidad de la nube de puntos de la Zivid Two es realmente excepcional y es casi como ver una fotografía detallada en color, en lugar del tipo de imagen tradicional que sólo puede leer el software de visión artificial.

La cámara Zivid Two pequeña pesa sólo 880 g y nos ayuda a avanzar en las capacidades de nuestra plataforma ofreciendo operaciones de cámara en el brazo con robots de menor carga útil y aplicaciones con acceso estrecho y limitado. Diseñada para tolerar los entornos industriales más exigentes, la cámara en color Zivid Two 3D se presenta en una robusta carcasa de magnesio con clasificación IP65. También es resistente al polvo y al agua, con una temperatura de funcionamiento de entre 0°C y +45°C, y está construida para soportar un impacto de 15 G.

Utiliza la interfaz 10GigE, estándar del sector, en lugar del antiguo estándar USB de la Zivid One+, lo que permite capturar imágenes de alta resolución y transmitirlas a través de los cables de red ethernet existentes de hasta 90 m de longitud. Además, la Zivid Two es compatible con GenIcam y funciona con una amplia gama de software de cámaras 3D.

¿Deseas conocer más detalles acerca de Zivid Two y sus posibles aplicaciones? Contáctanos hoy para recibir un asesoramiento personalizado sin ningún compromiso.